domingo, 5 de febrero de 2006

FECO se moja pero...

Hemos tenido acceso a un documento de la federación de humoristas gráficos, FECO, cuya central se halla en Alemania y que tiene también delegación en España, en el cual se exhorta a los autores a dibujar caricaturas sobre la intolerancia, la censura y la religión para formar una galería internacionalcon símbolos religiosos.
El texto dice así:

“Políticamente incorrecto“
 
Doce pequeños dibujos publicados en un periódico danés convulsionaron al mundo musulmán. Los dibujantes han “osado” representar figuras de carácter religioso en la más pura tradición del dibujo anti clerical, y esto ha molestado seriamente a los integristas de todo calibre entre los barbudos. Por lo tanto, siendo el dibujo de prensa justamente la pertinencia y la impertinencia,  les pedimos a los miembros de FECO de enviarnos un cartoon que trate, a elección, sobre la religión, sea cual sea, sobre la censura, la auto censura, la intolerancia, la estupidez humana y todo lo relacionado con ella (la lista es larga).
Para comenzar, esos dibujos serán expuestos en el sitio de FECO y en otros sitios de colaboradores nuestros. Se puede intentar colocar un cierto número de ellos en los periódicos abiertos al cartoon, por ejemplo el Courrier Internacional. Se podría también tener en cuenta la edición de todos los dibujos en forma de álbum, si es que es posible encontrar un editor dispuesto a hacerlo. Podría ser una especie de manifiesto contra lo “políticamente correcto” en el dibujo.  Bienvenidos pues Jesucristo y la Virgen María, Benito XVI o Juan Pablo II, el abate Pierre o la Madre Teresa, Yahvé o Buda, los raelistas o los Testigos de Jehová, los “born again” o los evangelistas, Giordano Bruno o Galileo, Torquemada o George W. Bush, un par de tijeras o una hoguera de la Inquisición… pero sobre todo no dibujar a Mahoma, por razones de evidente incompatibilidad de humor."
 
Opinamos que bien está hacer un manifiesto en pro de la libertad de expresión y en contra de los exterminadores de libertad, pero si se excluye a Mahoma de la lista de profetas permitidos, FECO estaría incurriendo en la autocensura que denuncia. Acaso lo mejor sería evitar representar a cualquier profeta o personalidad religiosa, practicando un humor más genérico sobre los temas antes que sobre los símbolos concretos.
Es una idea, claro, que tampoco es plan de agitar los estómagos de los fundamentalistas de otros credos.
Que no es eso, que no es eso.