sábado, 22 de abril de 2006

Quevedos, 23 y 24


Quevedos, 23 y 26 (24)

Nos han llegado, por fin, los números 23 y 26 de la revista especializada en humor gráfico que edita la Universidad de Alcalá, Quevedos, ambos los dos de contenido variado, interesante y editadas con el mimo en el diseño con el que nos deleita Montse Lago y que es muy de agradecer.
Se recupera el pulso por fin, tras dos números de la revista que en realidad hacían la función de catálogos de las respectivas exposiciones sobre El Quijote o la Seguridad Vial, las dos últimas organizadas por la Fundación General de la Universidad de Alcalá. Ahora salen dos números a la par que reflejan cierta premura. O eso creemos, a juzgar por el salto de numeración (el núm. 24 figura como núm. 26, incluso en el avance que se hace en el núm. 23). Otros defectillos, perfectamente perdonables son, por ejemplo, la falta de acreditación de la semblanza biográfica de El Roto (tomada del libro De la Historieta y su uso) o un texto de la sección de noticias en el que se lee 'para Tebeosblog' (¡esto nos congratula!).
Son detalles sin importancia, porque pese a lo flaco y lo rápido, globalmente Quevedos es un producto cuyos contenidos son loables y necesarios en el árido panorama informativo y divulgativo sobre el humor gráfico en España.

El núm. 23 parece dedicado a Sciammarella, si bien hay también textos sobre las muestras y simposios: Viñetas por la paz, HumorAula, un trabajo de revisión de la historieta y el humor en Puerto Rico de Artúro Yépez interesante (sobre Cheo), un trabajo de Osvaldo Macedo de Sousa sobre la ironía, muy teórico pero válido. Asimismo, encontramos un trabajo sobre El Perich que huele a promoción del libro de J.M. Cadena para El Jueves e información sobre certámentes, libros y otras recensiones.
El núm. 24 está dedicado a El Roto, este gran filósofo tan poco reconocido por la cultura oficial. A El Roto le dieron el Premio Quevedos que otorga la Universidad de Alcalá este año pasado y transcriben aquí la intervención de la Ministra de Cultura Carmen Calvo, que no está mal. Bajo ella, está la intervención de Felipe Hernández Cava, que está infinitamente mejor (salvo por lo de 10 = lo), porque Cava no sólo es gran amigo de Rábago, sino porque sabe escribir y, en general, Sabe.
De gran interés es la amplia referencia a Don Celes y a su creador, Olmo, con autobiografía inclusa. Muy adecuado, Olmo es uno de los decanos del humor gráfico español junto con Elgar (en Málaga) y el recientemente fallecido Mena. También en este número hace De Sousa un texto, sobre la sátira, y Yépez otro sobre el humor gráfico primigenio en Puerto Rico. Otro apartado sobresaliente de este notable número es la participación de J.R. Saiz Viadero y Yexus: "El humor en Cantabria". Es este un artículo ejemplar y estimulante que repasa a grandes rasgos a los humoristas gráficos santanderinos y lo hacen de forma amena y clara (un artículo así lo hubiera querido yo para la Tebeosfera...)
Quevedos sigue siendo imprescindible por cuanto ahora mismo es la única publicación (analógica) en la que se hace acopio de lo sucedido en torno al humor gráfico en España y Latinoamérica. Es decir, da fe de los festivales, simposios, exposiciones, publicaciones compilatorias, presencias institucionales, proyectos varios y, naturalmente, actividades propias de la Fundación General de la Universidad de Alcalá, que es la nave nodriza de esta revista.
Para suscripciones y otras informaciones acúdase a
rquevedos@fgua.es

Quevedos en Tebeosfera

Tebeosfera recibe servicio de prensa de Quevedos.