sábado, 21 de febrero de 2009

LOLA. EL PREÁMBULO ERÓTICO

El erotismo tardó en mostrarse en los cómics españoles. La sicalipsis desenfrenada de los tiempos de la República quedó acallada brutalmente por la moralidad cerrada de la dictadura. Los esfuerzos por recuperar las figuras y símbolos eróticos aparecieron tímidamente en algunas publicaciones desde los finales sesenta, siendo las de Bruguera, un sello destinado al público infantil, curiosamente, algunas de las que apuraron los límites de la censura. Recordemos Sissi y sus chicas. Recordemos el DDT. Recordemos Can Can.
Cuando ya se atisbaba la apertura de miras claramente, la colección de Bruguera que planteó la posibilidad de un mundo erótico fue la de Lola, que recogía las tiras de Íñigo sobre este personaje, epítome de los anhelos masculinos: rubia, alta, voluptuosa, inteligente pero algo torpe, nada tonta pero ingenua. Hoy sería un despropósito machista, además de un ejercicio de ñoñería, pero entonces fue un sueño para todos macho que se preciara. Sigue conservando su ternura y la calidad de su trazo, tan elegante.
Demos gracias al tebeditor Antonio Moreno por recuperar sus números para la Tebeosfera (con alguna ayuda de Dionisio Platel). Clic en la imagen para ver la ficha:



Tebeosfera. Gozamos, en todos los sentidos, al catalogar.

2 comentarios:

Dionisio dijo...

Ya no nos falta el 13. Lo acabo de crear.
Saludetes.

Manuel Barrero dijo...

Madre mía, cómo funciona la Tebeosfera!
Gracias, Dionisio.

Pero la oferta sigue en pie: aquellos interesados en colaborar con Tebeosfera, animaos y venid.

tebeosfera@gmail.com

Salud!