sábado, 30 de enero de 2010

EL HORROR MODERNO

El "experimento" de Drácula no acabó de cuajar en el público español a pesar de sus diferentes ediciones. La intención de aunar calidad en las historietas y en su forma de presentación no fructificó, y el producto resultante no dejó de ser un estrambótico revoltijo de llamativos colores que no dejó escuela, al menos en la historieta de horror. En su ocasión ya hicimos un breve comentario de esta publicación en la primera época de Tebeosfera, pero ahora Manuel Barrero profundiza más en sus contenidos, en sus pretensiones y en sus logros. Drácula no marcaría el rumbo a seguir por las publicaciones de horror, más vinculadas al modelo americano en el que se basaban, pero sí sería un hito en una nueva historieta para adultos.




Tebeosfera. No nos da miedo hablar de jabones rosados con pompas..