sábado, 6 de febrero de 2010

LA PARODIA TERRORÍFICA

Tanto la risa (como manifestación de la alegría) como el miedo son emociones básicas, cosustanciales al ser humano. Emociones que a veces se entremezclan, sobre todo si esta es la intención de los autores que pretenden utilizar los recursos del uno en los contextos del otro. La historieta de humor, extensamente desarrollada en España en la postguerra, no dudó en usar ocasionalmente los personajes y ambientes del horror en sus historias, aunque su profusión fue mayor durante una época determinada, la que antecedió a la expansión de las normas censoras impuestas por un estado represor. Una vez más, la producción de historieta es un reflejo de la sociedad en la que se vive.

Manuel Barrero ha rebuscado entre las publicaciones de la época y ha analizado los escasos ejemplos de parodias del horror en relación con las posibles influencias internas (a través de las normas de publicación exigidas) y externas (de publicaciones foráneas).





Tebeosfera. Nos gusta un horror la historieta de humor.