miércoles, 17 de marzo de 2010

SUPER MONSTER HEROES DE MARVEL

Cuando la autoridad del Comics Code aflojó la presa, entre 1971 y 1973, y comenzó a colarse el horror en los comic books de Marvel Comics, nacieron lo que podríamos llamar super horror heroes. Primero llegó Man-Thing, luego los vampiros Morbius y Dracula, de los que hemos tratado estos días, y, al poco, Werewolf. Este había sido presentado en Marvel Spotlight, una colección que alumbró varias criaturas más de calaña infernal: Ghost Rider, Monster of Frankenstein, o Son of Satan. Otros seres demoníacos nacieron por entonces, bellos como Lilith o Satana, o repugnantes como el zombi Simon Garth o Living Mummy. Hasta se les dio oportunidad a las minorías raciales para hacer frente a tanto horror (¿quién no recuerda a Blade? ¿Alguien recuerda a Brother Voodoo?).

Poco después, Marvel ofreció a sus lectores otras reformulaciones de los mitos clásicos del horror, ya plenamente integradas en el universo superheroico, con personajes como Man-Wolf, The Beast o el incombustible The Hulk, entre otros, hasta que en la década de los ochenta se hibridaron los héroes con los monstruos… pero esta es otra historia.

En España se tradujeron estos cómics de super horror heroes en diferentes cabeceras no mucho después de aparecer en los Estados Unidos, algunas con título propio, como

HOMBRE COSA (VERTICE, 1975)

Otras en tebeos con otro título, como le pasó al “Cabeza Llameante” en primera instancia:

SUPER HEROES (VERTICE, 1973)
SUPER HEROES (VERTICE, 1976)
MOTORISTA FANTASMA (VERTICE, 1981)
MOTORISTA FANTASMA (SURCO, 1983)

(Sus primeras aventuras fueron rescatadas recientemente:

EL ORIGINAL MOTORISTA FANTASMA (PLANETA-DEAGOSTINI, 1992)
MOTORISTA FANTASMA (PANINI, 2007)

y las comentamos en Tebeosfera)

Los demás personajes mencionados quedaron dispersos por varias publicaciones de Vértice, como les pasó a Son of Satan, Lilith o Satana, que pudimos conocer en:

ESCALOFRIO (VERTICE, 1973)

FANTOM (VERTICE, 1974)

RELATOS SALVAJES (VERTICE, 1974)

INSUPERABLES, LOS (VERTICE, 1978)


El trabajo de catalogación de todos estos tebeos se lo debemos agradecer, como siempre, al equipo de Los Tebeditores. Gracias a ellos podemos disfrutar un buen rato entre fichas de tebeos de aquellos tiempos.

Tebeosfera. Un sorprendente plantel de monstruos.