sábado, 3 de abril de 2010

LA HISTORIETA FILIPINA DE HORROR

Durante la Semana Santa hemos dado un paseo por el mundo, por tebeografías de otros lugares en las que, curiosamente, la religión tenía un papel importante en el desarrollo de los argumentos de sus cómics. Eso pasaba en Brasil de forma remarcable, también en Japón, donde las creencias y los fantasmas tradicionales afectan mucho al manga de horror, y también en Filipinas, donde los demonios patrimoniales, los espíritus o las brujas forman parte del acervo de creencias de la población.

Hoy damos un repaso a las publicaciones de terror filipinas, lo cual sirve para un primer acercamiento a su increíble e ingente producción de cómics, y también estudiamos someramente la aportación del autor Alex Niño, un dibujante singular que sería el que diera la nota en las publicaciones de horror de DC y Warren, sobre todo, durante los años setenta y ochenta.

LOS CÓMICS DE HORROR EN FILIPINAS.

En las imágenes, portadas de Lagim Komiks y de Pioneer Komiks, esta segunda dibujada por Alex Niño.

Tebeosfera. Un archipiélago de tebeos por descubrir.