martes, 20 de abril de 2010

TODO DYLAN DOG


Ayer iniciábamos el repaso del personaje más carismático del horror italiano, de la década de los ochenta y de todas las épocas, Dylan Dog. Si bien en su país de origen las aventuras de Dylan se vienen publicando ininterrumpidamente desde su creación, con reediciones y cabeceras varias, su traslación a España no ha tenido tanto éxito. Varias han sido las editoriales que han intentado reproducir las ventas de los títulos de Bonelli en España, comenzando por la añorada Ediciones Zinco que solo llegó a publicar seis cuadernos de la serie, o Ediciones B, que a principios de los noventa continuó (erróneamente) la numeración iniciada por Zinco en un sorpresivo formato tabloide que tampoco tuvo éxito. Parece que la última encarnación del Dylan Dog hispano, la promovida por Aleta y continuada por Dolmen, está teniendo algo más de suerte.

En Tebeosfera nuestros tebeditores se han liado la manta a la cabeza (aunque a estas alturas raramente se les ve "desmantelados") y han catalogado todas las ediciones de Dylan Dog en español (y ellos son Adolfo Gracia, Manuel Díaz Bejarano, Antonio Moreno, Ricard Sitjá, Alejandro Capelo y Jaume Vaquer).









Y Manuel Barrero y Alejandro Romero han elaborado la ficha de su padre (creativo, claro): Tiziano Sclavi.



Tebeosfera. Il miglior catalogo!!

2 comentarios:

PAblo dijo...

Dolmen ha empezado a publicar el material que en su momento sacara Zinco, ¿no? Con la reciente compra de los derechos de Bonelli por PAnini, habrá que ver quién sigue publicando sus seies. Me gustaría que fuese Dolmen que creo está haciendo una buena labor continuando la iniciada por Aleta.

Impacientes Saludos.

Manuel Barrero dijo...

En efecto, las colecciones iniciadas en 2008 rescatan al mejor Dylan Dog, el de Sclavi, aunque no olvidemos que este guionista ha estado trabajando en el personaje hasta recientes fechas.
Quien lo edite (Dolmen, Panini, etc.) es irrelevante mientras que lo edite bien: respetuosamente con respecto al material original, con buenas traducciones.
Eso depende de si los editores recurren a la regla "era así o nada" o a la otra, la buena.

salud