viernes, 4 de junio de 2010

EL CICLO DEL HORROR


Cuando comenzamos con el presente número de Tebeosfera, el 5, allá por el 20-N de 2009, nos las prometíamos felices. Todo un género por abarcar. Tanto por revisar y por referir. Tanto por catalogar y descifrar. Arrancamos con alborozo, para qué negarlo, con trabajos sobre las raíces del horror y un texto de Javier Alcázar, a los efectos coordinador del número, en el que descubría los primeros ejemplos de historietas de horror genuino publicadas en España.

La empresa ha sido pródiga, y no sólo hemos revisado exhaustivamente el horror en los tebeos españoles, también lo hemos analizado en otras tebeografías, para con ello conocer mejor la nuestra. Y el equipo de colaboradores de Tebeosfera, esos infatigables tebeditores, han alumbrado durante este tiempo un catálogo formidable: lleno de horrores pero grandioso (lo estrenamos en diciembre de 2009 con 10.000 colecciones, pero es que hoy ya casi son 10.500).

Tras un sumario muy generoso, seis meses y medio después, ha llegado la hora de echar el cierre al número. Y completamos el círculo con un artículo del mismo que lo empezó todo, Javier Alcázar, que ya se ha ganado un puesto en el panteón de los teóricos españoles por su paciencia y encono. Gracias a su esfuerzo, más el combinado de todos los colaboradores de Tebeosfera, disponemos del recorrido más atento y amplio sobre el género. De lo cual es broche este artículo que nos habla del cómic de horror español más reciente:

VIEJOS HORRORES PARA UN NUEVO MILENIO

Tebeosfera. Cerramos el círculo del miedo.