miércoles, 11 de agosto de 2010

CUANDO EL INFIERNO SE DESATÓ EN MARVEL


Hablar de una serie o línea de MARVEL Comics como los títulos mutantes de la casa siempre es tarea ardua, más aún si nos enfrentamos a una saga en particular que involucre a la mayoría de títulos de la editorial durante meses.

Entre octubre de 1988 y agosto de 1989, MARVEL Comics lanzó el crossover, o cruce entre colecciones, Inferno, una suerte de Día del Juicio Final en el que los demonios tomaban la Tierra. Pero estos demonios no venían del mito judeocristiano de la sempiterna guerra Cielo/Infierno. Estos demonios eran seres de otra realidad, de otra dimensión. Y no venían a juzgarnos. Venían para quedarse.

Remontémonos en la cronogía MARVEL (con los riesgos que ello conlleva) para situarnos. Tras la primera "muerte" de la mujer-X y recipiente del ente cuasi omnipotente Fénix, Jean Grey, su marido y líder de campo de los X-Men, Scott "Cíclope" Summers conoció a una mujer que era prácticamente idéntica a su fenecido verdadero amor. Para paliar el dolor de su corazón comenzó una relación con esta mujer, Madelyne Pryor, la cual llegó a darle un hijo, el héroe mutante del siglo XXXI Cable. Madelyne no era una mujer normal y corriente, era un clon creado a partir de las células de Jean Grey por un terrorista genético, Mr. Siniestro, y esto la hizo el objetivo perfecto de los demonios S'ym y N'artirh.

Es en este marco donde entra en juego la hermana de otro mutante, Coloso, para abrir un portal entre nuestro mundo y el de una dimensión demoníaca: Limbo. Desde allí, atraen a Pryor y la transforman para que se convierta en su Reina Duende, la que dirigirá las hordas de demonios hacia la Tierra. Poco a poco, algunos personajes de la Casa de las Ideas fueron mutando: el Duende, Illyana Rasputin (la hermana de Coloso) o Boogeyman. Los 4 Fantásticos, Vengadores y demás héroes se encontraron luchando contra criaturas de pesadilla mientras los X-Men se llevaron el peso del argumento.

Las cabeceras que se vieron envueltas en el crossover fueron Uncanny X-Men, The New Mutants y X-Factor que, junto al título creado para tal historia, X-Terminators, constituyeron el grosso de la saga: Inferno.

Planeta-DeAgostini, con el sello Forum en las portadas de los tebeos, editó con pocos meses de retraso con respecto a Estados Unidos la totalidad de esta saga que reunió a lo más granado de los guionistas que en ese momento brillaban en Marvel: el matrimonio Simonson, Claremont, Austin, Michelinie, Conway, Englehart y Bogdanove.

En Tebeosfera, además, tenemos la suerte de contar con dos tebeditores que han hecho posible la catalogación de esta mítica saga y de todos sus números (con sus respectivas portadas): Andrés Álvarez e Iván Olmedo.


INFERNO (PLANETA-DeAGOSTINI, 1989)


Tebeosfera. Comics, así en la Tierra como en el... Infierno

1 comentario:

oscar dijo...

siempre me parecio una serie flojita con algunos numeros (sobre todo los de power pak y los de factor x ke dibujaba simonson)ke eran francamente malos hecha para vender en aquella epoka ke estavan de moda los mutantes muy bueno el blog un saludo