lunes, 16 de agosto de 2010

EDITORIAL CISNE



Los tebeos de los años cuarenta despiertan en nosotros una fascinación especial. Y si catalogar los de los años sesenta entraña dificultad, imagínense catalogar los de veinte años antes.
Es el caso de Editorial Cisne, un sello de corta vida con el que comenzó Germán Plaza a publicar tebeos y que más tarde fue absorbido por Clíper. Entre 1942 y 1945 sirvió al público cuadernos apaisados con cuentos de hadas (
Cuadernos selectos, su colección más larga), adaptaciones literarias (de Verne, Stevenson, Crusoe, etc.), con la participación de algunos de los autores más descollantes de nuestra historieta (Blasco, Porto, Mestres, Freixas, Batet, etc.) y con alguna incursión en el humorismo (Tontaina y Filetito, Menda).


Tebeos deliciosos con las firmas más inolvidables, en suma, y todos catalogados, sorprendentemente:


Un impresionante esfuerzo de catalogación que no hubiera sido posible sin el incansable trajín de Andrés Álvarez, sin el rigor constante de Adolfo Gracia y sin la ayuda impagable de Jorge Tarancón.

Tebeosfera. El patito feo de los tebeos.