domingo, 1 de agosto de 2010

HASTA EL INFINITUM

Producciones Editoriales fue un sello todoterreno. Comenzó publicando tebeítos de vaqueros, simpatizó con el underground y arropó la revista de cómic underground (luego de información general) más importante de nuestra transición, STAR, alternó todo esto con cómics de aventuras de "serie B" y con revistas ciertamente rompedoras para su tiempo (Bésame mucho), y publicó cómic bélico y de fantasía.
Era un sello editor que amortizaba bien los materiales. Prueba de ello fue Infinitum 2000, colección de ciencia ficción y fantasía que se subió al carro del boom del cómic "para adultos" echando mano de materiales previamente publicados por el mismo sello o por otros asimilados (como Petronio).
La colección ha quedado perfectamente contextualizada y catalogada por uno de nuestros tebeditores más rigurosos, Ricard Sitjà, que ha vaciado todos los números, registrando todos los autores y añadiendo muestras.


INFINITUM 2000 de Producciones Editoriales, 1980.


Tebeosfera. Y más allá.