miércoles, 29 de septiembre de 2010

LOS AGENTES SECRETOS ESPAÑOLES... DE RISA.


Resulta irónico comprobar cómo un hito mediático como Bond ha dado forma a ciertos éxitos imperecederos. Eso sólo puede significar que el personaje de partida es lo que se dice "redondo", algo que ha ocurrido con otros personajes de la ficción, como Tarzán, Supermán, Tintín, Conan, etc.



En España hubo parodias de agentes secretos, incluso de los paródicos, pero los que triunfaron fueron los émulos de James Bond, como Mortadelo en un principio, parte de cuya gracia residía en las absurdas misiones encomendadas o en los estrambóticos aparatos que manejaba. Anacleto ha sido el otro gran éxito de la historieta española, bien que su humor se fundamentaba más en el equívoco y en el absurdo, con cierto toque delirante, no en vano era hijo de Vázquez, aquel genial dibujante que pudo haber resultado más genial y haber dado a sus personajes más porción de eternidad de haber sido más trabajador y menos vivales.


Nuestro subdirector, pero no obstante teórico, Javier Alcázar, nos explica el porqué del éxito de estos personajes, sus diferencias con los que llegaron después y sus evoluciones en el estupendo repaso titulado:


DE ZAPATÓFONOS, CONTRASEÑAS IMPOSIBLES Y MICROFILMES. LAS PARODIAS SOBRE AGENTES SECRETOS EN ESPAÑA



Tebeosfera. Buenos textos sobre buenos temas.