lunes, 20 de septiembre de 2010

LOS ESPÍAS PENETRAN EN OTROS GÉNEROS


Clic para cerrar


A finales de los años sesenta se publicó en España la colección CPL, o C.P.O.L., o CIPOL según otros coleccionistas, que entendieron que los retratos de los protagonistas que se incrustaron en el logotipo de la colección representaban las vocales de un acrónimo que indicaba a qué agencia pertenecían estos espías. Boixher se encargó de editar estos tebeos como acostumbraba, cambiándoles el título a mitad de la colección y demostrando poca cortesía con los editores y autores originales y con sus lectores...


CPL / EL AGENTE CPOL, de Boixher, 1968


Eran los hombres de CIPOL, en efecto. Aquí los leímos traducidos desde una edición sueca, titulada Napoleon Solo, editada en origen por Semic. Pero, atención, antes habíamos accedido a las aventuras de estos personajes en los tebeos mexicanos, del sello SEA/Novaro, que nos llegaban de ultramar insertos en la cabecera de miscelánea aventurera y fantástica Domingos Alegres. Los primeros cuadernos con estos elegantes agentes los distribuyeron por España en 1967. Contenían traducciones de la colección de 1965 que había lanzado Gold Key Comics a raíz del éxito televisivo de The Man from U.N.C.L.E, que era su título original. En la ficha de serie que hemos creado pueden acceder a todos los tebeos en los que aparecieron:


THE MAN FROM UNCLE / EL AGENTE DE CIPOL


VER GALERÍA DE NÚMEROS CON ESTA SERIE


En esa misma colección mexicana pudimos acceder a las aventuras de La chica de CIPOL, inspirada en la serie de televisión derivada, y también Espías en conflicto, la traducción de los cómics que adaptaban la serie televisiva I Spy, otra de éxito con espías por protagonistas. He aquí los números que tenemos localizados:


DOMINGOS ALEGRES (NOVARO, 1968) 764
DOMINGOS ALEGRES (NOVARO, 1969) 815



Clic para cerrar


Hay que advertir que, en ambos casos, el tratamiento del agente secreto había cambiado levemente. Nos estábamos acercando a una imagen más ligera, desvestida de toda la crueldad, de los expeditivos agentes secretos descritos en las novelas y mostrados en las primeras películas cinematográficas del género. Ahora estos héroes de ficción eran enfocados con una lupa paródica, lo cual sería más visible en la década siguiente.


Y supongo que a nadie se le ha escapado que The Man from UNCLE se traduce, literalmente, por El hombre del TIO...
Catalogaron estos tebeos Javier Alcázar, Adolfo Gracia y Antonio Moreno, eminentemente.


Tebeosfera. Los hombres del GCH.