jueves, 30 de septiembre de 2010

PICAPIEDRAS, PATOS, PARODIAS Y PULGARCITOS



Sí, hasta The Flintstones hicieron su parodia del subgénero de los agentes secretos. En su caso, primero en animación, en el largometraje The man called Flintstone, de 1966, y al poco en los cómics, con una historieta que publicó originalmente Gold Key y que en España pudo leerse en la colección Jovial-Películas, como "El agente Picapiedra", y en Copito Especial nº 7, con el título "Pedro, agente secreto".
¿Hubo otros? Desde luego. Donald, el conocido personaje de Disney, fue agente secreto de la P.I.A., también en 1966 (con la historia "Paperino missione Bob Fingher", de Carlo Chendi y Giovan Battista Carpi, que en España fue incluida en Dumbo nº 110). Desde entonces se han publicado 56 historietas de esta serie, la última de ellas en el ejemplar de esta misma semana del Topolino italiano.


Pero volvamos a España, para dar fe de alguna serie más de espionaje paródico, como la publicada en TBO "Casimiro Noteví, agente del TBI", obra de Sabatés que duró hasta finales de los años setenta. Como pasó con Casimiro Noteví, pocos fueron los espías paródicos que gozaron de recopilatorios de sus historietas con forma de libro. Steve Pops sí tuvo sus álbumes, el Super Agente 86 -serie dibujada por españoles para el mercado europeo- también gozó de colección propia, y ya comentamos en el pasado el caso de Yalahas Piff Iado, que se editó desde Francia para España directamente:




El caso de Mortadelo y Filemón todos lo conocemos: han disfrutado de más titularidades que ningún otro personaje español, pero por sorprendente que resulte nunca hubo una publicación titulada Anacleto. Lo más parecido hasta que fue lanzada la reciente colección de RBA fue el tomo de la Gran Enciclopedia del Cómic:


Para compensar, hemos hecho la ficha de Serie de Anacleto. Y, en fin, para recordar a este personaje y a Mortadelo con una misma cabecera hoy traemos a este blog una de las revistas de historietas más recordadas: Gran Pulgarcito, que fue donde los citados personajes mostraron aquella apariencia más "a la europea" en el momento de mayor auge del género de espías y de sus parodias.


Por cierto, Los Picapiedra cumplen hoy cincuenta años de vida. ¡Felicidades!

Esta entrada ha sido posible gracias a los tebeditores, claro, pero hoy con una ayuda especial de Alfons Moliné y Carlos De Gregorio.

Tebeosfera. Grandes tebeos. Yaba-daba-duuuuuu!