martes, 7 de septiembre de 2010

UN DETECTIVE DURO PERO AMANTE DE LOS GADGETS

Dick Tracy era un tipo violento. Tan duro que hasta la maquinilla de afeitar tenía problemas para circundar su barbilla. Era un poli expeditivo, pertinaz, impenitente, todo un ejemplo para los lectores de los diarios de EE UU en tiempos de crisis y delincuencia inacabable.

La serie Dick Tracy es un ejemplo de serial bien encadenado (el cliffhanger aquí alcanzaba cotas nunca vistas) y que dio lugar a más de una estética (del underground, de la "línea chunga", del cómic de superhéroes moderno, de la "novela gráfica"), pero que envejeció mal. Eso sí: aportó al género de lo detectivesco el afán imbatible contra el caco y el gusto por la tecnología punta, algo que heredaron los espías de décadas posteriores.

En España lo hemos visto en estas colecciones monográficas:


Los tebeditores llevaron su reloj intercomunicador mientras catalogaban.

Tebeosfera. Tipos duros catalogando.