sábado, 30 de octubre de 2010

¡¡DIABOLIK!!

En la década de los sesenta del siglo XX se propició el auge de lo popular en el mundo occidental, tras una mejora en las condiciones sociales y una estabilización de la clase media que favoreció el triunfo de los géneros, entre ellos el horror. Italia participó de forma importante en esta modernización de la cultura, llegando a desarrollar un nuevo subgénero de cine de horror, el giallo, iniciado con las películas de Mario Bava y llevado a su esplendor con las de Dario Argento. Películas de temática policíaca donde lo importante era, tanto o más que descubrir al asesino, la forma en la que eran expuestos los crímenes, tomándole la palabra a Quincey al considerar el asesinato "como una de las bellas artes". Avanzando un paso más allá, y basándose en antihéroes ya conocidos como Raffles o Fantomas, las hermanas Giusanni crearon a Diabolik, villano enmascarado permanentemente acompañado por su inseparable Eva Kant. El éxito del cómic fue tal que se extendió su formato de edición (libritos más pequeños de lo habitual, perfectos para leer en cualquier ocasión), llegó a tener versión fílmica (dirigida por Bava) y varias imitaciones que alcanzaron mayor grado de sadismo y crueldad (y que, inevitablemente tenían la necesidad de llevar k en su título: Satanik, Kriminal, Demoniak o Sadik), aunque no su fama, que alcanza hasta la actualidad.

En España, donde la influencia del cine italiano fue decisiva para el desarrollo de cierta industria fílmica del horror (y de las revistas de historietas del género), Diabolik tuvo varias ediciones traducidas. Acercándonos a unas fechas donde el horror (aunque festivo) es el principal protagonista, hemos decidido promocionar las fichas de las publicaciones en las que Diabolik apareció, iniciadas por Manuel Barrero, Andrés Álvarez y Dionisio Platel, y completadas de forma magnífica por Alejandro Capelo.


DIABOLIK (URSUS, 1976)
DIABOLIK (NUEVA FRONTERA, 1978)
DIABOLIK (GTS, 1987)



Tebeosfera. Pura evasión pop.