miércoles, 24 de noviembre de 2010

LOS ÁLBUMES DE BRUGUERA


Mortadelo, con su “pareja en la ficción” Filemón, fortaleció el pilar de la empresa editorial Bruguera durante los años sesenta y setenta, impulsando ventas antes nunca conocidas, fomentando la afición y generando una mecánica editorial de reciclaje que todavía no ha cesado, como podemos comprobar en cualquier librería o en las llamadas grandes superficies hoy.

La renovación de los ejes temáticos de la serie Mortadelo y Filemón. Agencia de información para convertirla en algo distinto, con la etiqueta “Agentes de la TIA”, obtuvo sus frutos en la modernización de las publicaciones del sello, dispuestas a lanzar lujosos álbumes recopilatorios que funcionaron estupendamente en el mercado.

El equipo de catalogación de Tebeosfera nos permite apreciar cómo estos productos han sido reeditados una y otra vez en diferentes colecciones que en realidad aportaban contenidos casi idénticos. Por ejemplo, compárense:


ALEGRES HISTORIETAS (BRUGUERA, 1980)

ALEGRES HISTORIETAS (BRUGUERA, 1970)

y…

ASES DEL HUMOR (BRUGUERA, 1969)


Pero esta política editorial de reciclaje venía de antiguo, de mucho antes de Mortadelo, puesto que los personajes de Bruguera ya desataban pasiones a finales de los años cuarenta, y eso explica la aparición de deliciosas colecciones de tebeos monográficos (que por ello también deberían ser considerados como álbumes) que nuestros tebeditores han conseguido registrar con ayuda de varios colaboradores:


MAGOS DEL LÁPIZ (BRUGUERA, 1949)

MAGOS DE LA RISA (BRUGUERA, 1950)


Ayudaron esta vez: Adolfo Gracia, Andrés Álvarez, Antonio Moreno, José Ignacio Delgado, Jorge Tarancón y Toni Marín Navarro.

Tebeosfera. Catalogación mágica y alegre.