domingo, 27 de marzo de 2011

INTENCION MALICIOSA DISIMULADA

La retranca, como todo el mundo sabe, es una intención maliciosa que no se deja ver del todo. También es el correaje de cintura con el que un caballo frena un carruaje.

Los jóvenes que hemos entrevistado en el presente número especial de TEBEOSFERA dedicado a los "hijos de la democracia" nos han venido indicando que hoy en día les interesa más contar que narrar, más emocionar que lanzar mensajes. El discurso ha cambiado. Sobre todo en la sátira, pues las convenciones sobre el buen gusto fueron derribadas y ahora impera reírse del derrumbe de nuestra moral, como bien señalaba Rubiño.

Retranca es otro ejemplo de esta deriva, una revista satírica que nació con nombre de coloquialismo pero que hoy representa el significado verdadero de la malicia inteligente capaz de poner freno al carruaje de la monotonía social y la hipocresía política.

¡Para el carro, aquí está Retranca!


R E T R A N C A


La catalogación de la revista y de sus números la hizo Alejandro Capelo, a la postre gallego también. Añadió datos Félix López, con la indispensable ayuda de Kiko da Silva.

Tebeosfera. Fichitas que no sirven para nada (dicho con retranca).