domingo, 1 de mayo de 2011

JOVENES AUTORES

Terminó el número 7 de TEBEOSFERA, un número largo que comenzó en diciembre del año pasado y termina ahora, casi seis meses después. Ha sido mucho trabajo, muchos autores consultados y muchos tebeos revisados, y ha llegado el momento de sacar conclusiones sobre todas las entrevistas realizadas.

Éstas son las nuestras:

HISTORIETISTAS ESPAÑOLES DEL SIGLO XXI

Tebeosfera. Saquen sus conclusiones.

2 comentarios:

Ismael Fancito. dijo...

Pues va a estar bien volver a este número dentro de unos años. No esperaba que resultara tan interesante cuando comenzaba, pero ha estado para gritar. Además ahora sé que soy un lector-coleccionador del siglo XXI muy rarito. O puede que no. Alguna vez se podría utilizar internet y los blogs para saber quienes somos los lectores/consumidores.
De este artículo sacó para mí que (como lector) tengo amarrada mi esperanza a que la venta de contenidos digitales, tanto de libros teóricos sobre historieta como de tebeos, posibilite de una vez (o en varias, si hace falta empujar con la asistencia y el reconocimiento de instituciones públicas) la entrada de la historieta española en el museo imaginario de Malraux. Que creo que nunca se ha cumplido respecto a la historieta.
(yo creo que) Hasta ahora ni el más multimillonario lector o dibujante han podido leer, casi ni conocer de oídas, lo que el Leteo de las historietas esconde en sus fondos legamosos. Por esto, lo de la discontinuidad de la tradición de la historieta española -en el libro del Injuve dedicado a Brasil decían algo muy parecido de la historieta brasileña- se me aparece como un serrucho blando y oxidado manejado a dos manos por Kala y Kali. Pero pongo toda mi escatológica fe en una reconciliación recopilatoria de contenidos digitales.
Justo hoy, leyendo el prólogo de Luis García para el álbum de Fuster (no recuerdo si es el mismo que el de la primera edición) me preguntaba si los dibujantes manga entrevistados han podido leer la historieta titulada Janis de Luis García o el Siete vidas de Beà. Tebeos facilones de conseguir. Y hace algo más de tiempo, después de leer El libro secreto de Marco Polo, me preguntaba si existía algún tebeo español del que Marco Polo fuese protagonista; conocía una cita, por el libro gordo sobre los tebeos en Valencia, pero solo por pura casualidad me encontré el álbum recopilatorio de esa historieta de Maga. Así que o Malraux no tuvo en cuenta a los tebeos para su museo imaginario o solo contaba con los francobelgas, pero, en cualquier caso, estoy que lloro por comprarle a una editorial online tebeos de los años de mi abuelo. Y sé que esta petición subirá el precio...
Lo que sí me parece perdido es este asunto de la terminología, un ejemplo: en las bibliotecas municipales de la Coruña para separar la banda deseñada gallega de los tebeos de la Historieta inventaron hace tiempo el Cómic hispano, que se acompaña con un sello recortado de Blacksad. Y he preferido no mirar si Tierra de historias está etiquetado como Banda deseñada extranjera, Cómic europeo o Cómic hispano.

Manuel Barrero dijo...

Estimado Ismael, lo que cuentas de esa biblioteca me inquieta aunque no me sorprende: los bibliotecarios no conocen el medio lo suficiente como para poder establecer un sistema de catalogación coherente (la CDU no vale). Pero si bien puede que critiquemos lo de "hispano", igualmente es criticable la etiqueta "europeo" (¿llamamos así al cómic turco o al polaco o al escandinavo?) y la designación "franco-belga" me parece cada día más absurda, sería más coherente "en francés".
La terminología es un problema, pero consuélate: no sólo en España. Lo que resulta pretencioso es querer incorporar, casi con calzador, términos como "webcomic" en contextos donde la mayoría de aficionados, muchos autores y algunos editores y teóricos todavía diferencian "cómics" de "tebeos".
Con respecto a T7, las conclusiones son parciales y se extraen sobre el conjunto de autores entrevistados. Nada más. Son parciales y algo superficiales, en efecto. Nadie dijo que fueran lo contrario. Quizá sirvan de algo pero sólo como pista. Ya advierto yo al comenzar el texto que sin perspectiva no hay estudio posible. Como bien dices, hay que esperar al futuro.
Eso sí, la tradición se perdió. Y no es que no haya relevo para Coll o par Raf, es que no lo hubo para Blasco y no lo hay para Luis García. O yo no he sabido verlo.
O a lo mejor no es necesario el relevo generacional...
Qué ganas tengo de leer lo nuevo de Fuster, por cierto!