sábado, 9 de julio de 2011

TRAMPOLÍN, UN TEBEO DE POSGUERRA

Terminó la guerra, España era ya una, grande y libre... y católica.

A pesar de las consignas propagandísticas, la situación del país era precaria y la escasez de papel sirvió de cortapisa para la difusión de los tebeos. Éstos se clasificaron en publicaciones periódicas o folletos unitarios, los primeros con considerables ventajas económicas respecto a los segundos. En toda lógica las pocas revistas infantiles que consiguieron permisos de prensa periódica fueron afectas al régimen o confesionales, como ¡Zas!, revista publicada por "la sección de los aspirantes de la Acción Católica" que sólo alcanzó a publicar 16 números en 1945.

Cuando, cuatro años más tarde, este sello decidió volver a intentar la apuesta por una revista infantil, aprovechó el permiso adquirido previamente para iniciar una "segunda época" con un nuevo título: Trampolín.

Andrés Álvarez ha conseguido catalogar los 53 números de que constó esta revista, interesante porque es un testimonio más de aquellos años tristes de nuestra posguerra, años difíciles y gloriosos de la historieta en España.



Tebeosfera. Memoria de tebeos menos tristes.