viernes, 30 de septiembre de 2011

MICKEY, TAMBIÉN DE CALLEJA

El editor Calleja se especializó en entretener, deleitando, a los niños. Lo hizo a caballo entre dos siglos con cuentos infantiles primorosamente ilustrados. Arrancado el XX, aprovechó el nuevo atractivo del cine y los cómics que llegaban de América. Ayer comentábamos que Chiribitas incluyó casi exclusivamente historietas estadounidenses en su tripa, y recordemos que en Pinocho se publicaron también historietas americanas en los años treinta. Iniciada esta década, los dibujos animados y los cómics de Mickey Mouse contribuían al alborozo general y Calleja no tardó en editar una colección de tebeos, junto con cuentos, de este ratoncito inteligente. Curiosamente, fueron traducidos del francés, no del inglés, y mutilados en su narrativa por considerar que el globo de texto era menos adecuado para el infante lector.


Nuestros tebeditores se han aplicado en completar la colección MICKEY de 1934.


Y Félix López ha construido una ficha de saga que quita el hipo.




Tebeosfera. De ratones y editores.

1 comentario:

Ismael Fancito. dijo...

¡Vaya títulos y portadas que tenían! Mickey y los gitanos, y aparece el muñecajo con una escopeta sorprendido por la aparición de un algo que no vemos los lectores. Mickey hace proezas, con el muñeco guiñando ojo a la mula (que todos sabemos lo que tiene una mula, y esta tiene las manos así como indicando todo el propio asunto). Y este de la botella... ¿Es que no tenía España un Federico Huertan?
Estas imágenes pueden pasar por algo de Miguel Brieva.