jueves, 6 de octubre de 2011

TEBEOS BAJO EL RÉGIMEN

Acabada la Guerra Civil se puso en marcha un aparato de propaganda y de control de los medios de comunicación que hizo muy angosto el camino para editar casi cualquier cosa. Sobre todo si no eras afecto a FET y de las JONS, el partido único, que fue el que reguló la cultura en España con mano de hierro durante el primer lustro de posguerra.
Los años 1939 y 1940 solamente vieron nacer treinta títulos nuevos de tebeos, la mayoría de ellos de Editorial Marco (otros fueron de Hispano Americana, Valenciana, Grafidea o Española). En los dos años siguientes, la cantidad se triplicó. Poco a poco, los editores fueron llenando el horizonte imaginario de los niños con ficciones aventureras y humor. Y cabe destacar la labor de un autor, empecinado en hacer historietas en prensa, en cuadernos y libros, en folletos y promociones, pese a las dificultades: Alfonso.
El asturiano, que encontró facilidades para publicar, fue uno de los autores más interesantes de los primeros años cuarenta, y sus historietas exigen recuerdo y rescate porque, para su tiempo, eran una verdadera delicia. Hoy recordamos algunas de aquella época:

El año pasado se celebró el centenario de este autor y se editó un magnífico libro por entregas sobre su vida y su obra.

Tebeosfera. A la paz, viñetas.