viernes, 14 de octubre de 2011

TEBEOS QUE DAN SUPERAVENTURAS

Hoy es uno de esos días en los que piensas: "¡Buf, por fin!", porque crees que has solventado un problema que venías arrastrando sin resolver durante mucho tiempo, años y años. Se trata del dichoso asunto de las colecciones de tebeos con doble numeración. El cómo-se-cataloga-eso, arf.

Todo el mundo habla animadamente de El Capitán Trueno, de El "Cachorro", de El Jabato y otras series emblemáticas de nuestra historieta, pero ¿saben cómo se publicaron estos tebeos? Se publicaron dentro de colecciones, como desprovistos sus editores de la confianza suficiente para dejarlos fluir libremente en el mercado. La creación de Iranzo, el bucanero llamado "Cachorro", arrancó como colección independiente, pero a cierta altura pasó a formar parte de una colección de orden superior, la Colección Dan, supuestamente así denominada en honor a la serie de González y Giner creada en 1946 para la revista Pulgarcito.

En la Colección Dan nació la revista de vaqueros Bisonte Gráfico, luego la serie de ciencia ficción Vendaval y por último la serie Capitán Trueno (sin el artículo), todas ellas con numeración propia aparte de la de Colección Dan. Ninguna apareció en solitario, todas embebidas dentro de Dan, acaso por querer ahorrar sus editores un montante en registro de títulos. Repentinamente, al cabo de dos años, se canceló esta "colección de colecciones" y se creó otra, Súper Aventuras, en la que siguieron fluyendo las series mencionadas, dando lugar a la incorporación de otras más tarde, como El Jabato o Cosaco Verde.

Bien, esto esta claro. Pero no tanto a la hora de catalogar, porque ocasionalmente este tipo de colecciones van numeradas (es decir, cada tebeo lleva doble numeración) y otras veces no van numeradas. Cuando van numeradas pueden catalogarse y, cuando no, se olvidan. ¿No llevó acaso numeración la Colección Dan? Sí que la llevó, y con Súper Aventuras pasó lo mismo, pero ningún catálogo de los tebeos españoles las recogió. Al ser consideradas "líneas", o "colecciones aglutinadoras", se dejaban de lado, pero lo cierto es que en su evolución aportan información y conocimiento sobre cómo se hacía la edición de tebeos en nuestro país.

Sobre el papel era fácil hacer lo anterior (con una nota al margen o al pie) pero en una base de datos como la del GRAN CATÁLOGO DE LA HISTORIETA es más complicado. Finalmente hemos hallado la solución: distinguir las agrupaciones de colecciones que no llevan una numeración superior como "líneas" y, por otro lado, tomar la doble numeración de las colecciones que sí la llevaron como generadora de otra colección de índole superior. De este modo, ahora podemos catalogar la "colección superior" llamada COLECCIÓN DAN, en cuya ficha verán ustedes sus características, el listado de colecciones que aglutinó y los vínculos a esas colecciones subordinadas y a otras que estuviese vinculada. Y vinculada estuvo a la colección similar SUPER AVENTURAS, que también exhibe los mismos detalles pero en este caso con la peculiaridad de que el título derivó luego en una línea, es decir, en un logotipo estampado sobre los álbumes recopilatorios de las colecciones mencionadas. En este último caso hablamos de la LÍNEA SUPER AVENTURAS.

Vayan a sus fichas y lo verán claro. Lo mágico de nuestra catalogación no es que sea clara y funcional, es que además Antonio Moreno (nuestro documentalista de la semana) y Adolfo Gracia han culminado un trabajo modélico de desglose de cada colección, con fechas, datos del interior y elementos de juicio para la catalogación que son de enorme utilidad para aficionados y estudiosos (he aquí una muestra de uno de los pdf).

¡Capitán Trueno, cada día te tenemos más fichado!

Tebeosfera. Esto SÍ es catalogar.