martes, 15 de noviembre de 2011

EL ULTIMO DE LOS TEBEOS

Terminamos hoy nuestro recorrido por la historia de la publicación más emblemática de la tebeografía española, en tanto que producto popular, longevo y que dio nombre a nuestros tebeos: TBO. Lo hacemos con un pormenorizado y sentido repaso al último de los tebeos que llevó este título, el editado por el sello B, dependiente del Grupo Zeta, que fue en el que recalaron todas las publicaciones del sello Bruguera (que previamente se había hecho cargo del fondo de Buigas, Estivill y Viña).
Ediciones B ha sido la desembocadura de toda aquella producción, de setenta años de historietas, viñetas, ilustraciones y secciones, una desembocadura angosta que ha ido a parar a una planta de reciclaje.
En este último TBO, una colección de 105 números, todavía hubo magia, ternura y diversión, si bien fue un extraño producto híbrido en el que se hizo converger lo tradicional con lo moderno. Cuando cerró, algo murió en la historieta española, el concepto clásico de revista de historietas, incapaz de sobrevivir entre superhéroes, mangas, fanzinismos varios y tebeos posmodernos.

Ha sido el excelente conocedor de nuestros tebeos de humor, Carlos De Gregorio, quien ha aceptado el reto de escribir este epitafio:

EL TBO DE EDICIONES B

Tebeosfera. TBOsfera.