miércoles, 28 de diciembre de 2011

PLANAS, INSPIRACIÓN DE “PIONEROS” DEL CÓMIC MUNDIAL

Bucear entre papeles viejos depara sorpresas y en TEBEOSFERA no dejamos de enarcar las cejas. Si ayer mostrábamos al público por primera vez al completo la serie de láminas galantes que el pintor Armet presuntamente realizó inspirado en la obra del pionero William Hogarth, hoy mostramos otro juego de imágenes similar, obra de otro pintor exquisito y también inspirador de pioneros.
Nos referimos a la serie de láminas cromolitográficas (en su día llamadas “cromos”) Historia de una mujer, que el pintor catalán Eusebio Planas realizó entre 1878 y 1880 y que fueron publicadas en este último año exquisitamente en formato libro. Argumentalmente se trata de otra vida descarriada de mujer licenciosa que se ofreció secuenciada en imágenes, al estilo de la de Mrs Wool publicada años antes e inspirada también en las muchas historias de vida de este tipo que aparecieron en Francia a lo largo de todo el siglo XIX. Pero esta obra tiene algo especial: no hemos podido rescatar todas las piezas de la edición original, compuesta de cincuenta cromos, pero sí las suficientes para percatarnos de que Planas pudo haber sido el inspirador de personajes luego popularizados en los EE UU, como los de R. F. Outcault, lo cual se aprecia en varias láminas de este álbum.
Hoy sabemos que muchas obras de europeos fueron difundidas al otro lado del Atlántico, donde se plagiaron o imitaron prontamente (son conocidos los casos de Töpffer y Busch). Con Planas también ocurrió esto, pues conocemos un plagio completo de esta obra debido al fotógrafo Fernando Tort, que realizó inmediatamente en 1880, en Argentina. Y también sabemos de su difusión por Francia, donde Planas fue muy apreciado por su fino trazo. Algunos autores americanos bebieron de obras francesas que consultaron durante este final de siglo, como ya en su día señalamos en el caso de Winsor McCay, que se inspiró en varias obras publicadas en Ancienne Maison Quantin para construir su célebre Little Nemo in Slumberland. Y de todos es sabido que no fue Richard F. Outcault quien “inventó” eso de meter un globo de texto en una viñeta, habida cuenta de que él pudo hojear revistas británicas y francesas con este rasgo lingüístico en sus historietas en la década de los 1880 en París: Está documentado que Outcault estuvo trabajando para Thomas A. Edison desde 1888 y con él viajó a la capital de Francia para presentar sus invenciones eléctricas en la Exposition universelle de Paris de 1889.
Éramos muchos los que pensamos que Outcault fue un vivo antes que un genio, pero lo que no suponíamos era que un español pudo haberle “inspirado” directamente a la hora de crear algunos de sus personajes principales. Todo ello, presumiblemente, claro. Pero es que las evidencias cantan, Richard, guapo.
HISTORIA DE UNA MUJER, de Planas, 1880


Tebeosfera. “Descubriendo” a los pioneros.