sábado, 18 de febrero de 2012

LOLAS Y LOLITAS


Durante los años sesenta, España ya era otra cosa. Se seguía viviendo bajo una dictadura, pero había otros alicientes. Por ejemplo, estaba la televisión, la enorme proliferación de la prensa, las fotonovelas, el cine. Y había otras cosas, más mundanas pero igualmente importantes para el despertar de nuestra sociedad: los guateques con chicas, las faldas cada vez más acortadas o los bikinis. En la prensa comenzaron a atisbarse renovados intereses por el erotismo, y el diario Pueblo fue uno de los primeros en atreverse a publicar una tira de historieta con un eje claramente situado en este género (pese a que su director era franquista). Se trataba de Lolita, de Íñigo, uno de aquellos dibujantes de despampanantes mujeres en los tebeos de Bruguera, que con este personaje llegó al otro lado del mundo.
Lolita, o Lola, y otras de sus encarnaciones, son repasadas con esmero y detenimiento por el estudioso Federico Moreno Santabárbara, que ha realizado un esforzado trabajo de rastreo por hemerotecas y periódicos viejos con tal de dejar clarificada por vez primera la evolución de esta serie y las que derivaron de ella, construyendo así para el nº 9 de TEBEOSFERA otro artículo de referencia:

LAS SENSUALES LOLITAS DE ÍÑIGO

Tebeosfera. Historietas sensuales, investigaciones sensacionales.