sábado, 11 de febrero de 2012

TEBEOS MUTILADOS


Uno ya no se pregunta, está seguro, que si después de la guerra hubiera habido un método fácil de manipular las emulsiones fotográficas en España no hubieramos conocido buena parte de la filmografía mundial tal y como se realizó. El "traje" de Jane jamás se hubiera quedado en las manos de Tarzan mientras ésta caía al agua desnuda, el palabra de honor de Gilda se hubiera estirado milagrosamente hasta el cuello y, ¡cientos de ejemplos más! Aunque hubo censura en el cine, afortunadamente no llegó a ser así.

En el cine no, en los cómics sí.

Hoy resulta divertido, curioso y... desalentador ver cuánto nos robaron en nuestra infancia de la obra de aquellos autores que adorábamos a pesar de que muchas veces no veíamos sus dibujos, sino el trabajo esforzado de cientos de dibujantes en la sombra encargados de alargar faldas, poner velos, tapar hombros desnudos, cubrir carnes femeninas cuando las masculinas se exhibían sin pudor.

Vicent Sanchis, el autor de Flash Gordon contra Franco y Tebeos mutilados, dos libros fundamentales de nuestra teoría sobre tebeos, nos traza una amplia panorámica sobre la censura erótica en España, que tampoco fue el único país que la impuso, todo hay que decirlo.




Tebeosfera. Desvelando los tebeos