miércoles, 2 de mayo de 2012

EL EROTISMO DE JF

El erotismo a la española durante la transición se canalizó básicamente a través del humor gráfico, en revistas ciento y muchas antologías. Las historietas que consumimos fueron italianas en principio hasta que un editor atrevido se puso por fin a trabajar sobre tebeos eróticos producidos íntegramente por españoles.
Este aventurado editor fue José Luis de la Fuente, a quien todos conocemos como "Chiqui" en su faceta creativa, y lanzó a la arena comercial el divertido tebeo Muerde en 1976. Aquella colección editada a modo de fascículos, como mandaba la moda de entonces, llevó historietas de Nebot, Azpiri, Buylla o Amechazurra, en las que se jugaba a la parodia de cuentos clásicos y con mitos de la cultura popular. El sello publicó también tebeos monográficos, todos ellos con portadas de Nebot, que trataron de aprovecharse del tirón de ciertos éxitos del cine.



Lástima por lo efímero de su existencia. Eran tebeos frescos y divertidos (aun a costa de considerar a la mujer como mero objeto sexual) y eran tebeos hechos por españoles.


Tebeosfera. Mordiscos de placer.