lunes, 21 de mayo de 2012

GILLON

Hace un año exactamente, el 21 de mayo de 2011, murió Paul Gillon.
La efeméride nos sirve de excusa para saltar el Atlántico y volver a Europa para hablar sobre historieta erótica de los ochenta y noventa en el Viejo Continente.
El autor francés nos conquistó a todos con su fascinante ejercicio narrativo, denso y trufado de aciertos, partiendo sobre todo de la serie Les naufragés du temps, donde presidía la ciencia ficción pero hubo lugar para un toque erótico. El guionista era Forest y era 1968, recordemos.
En el ecuador de los años ochenta, en la línea de las historietas de corte posapocalíptico populares por entonces, Gillon en solitario creó la serie La survivante, sobre una de las últimas personas vivas sobre la tierra que, al contrario que lo acostumbrado en muchas obras de ciencia ficción era... una mujer. Una mujer, por cierto, que satisfacía sus apetitos sexuales con un robot.
Era una obra dramática y erótica que nos sorprendió entonces y nos sigue gustando hoy:

LA SUPERVIVIENTE

Catalogó, Félix López.

Tebeosfera. De un fin del mundo evitado a un fin del mundo sufrido.