miércoles, 30 de mayo de 2012

ZINCO, POR EL SADISMO SE EMPIEZA

En el arranque de la década de los años ochenta el sello editorial Zinco ya se había hecho un hueco en nuestros quioscos. Se hizo cargo de dos colecciones de horror, la popular Dossier Negro y la sádico erótica titulada precisamente Horror, y también de otra erótica de carácter cómico titulada Odeon. Las dos últimas habían arrancado bajo el sello Ediciones Actuales.

Los editores de Zinco pensaron explotar la moda del cómic erótico implantada en el país durante la transición democrática y continuaron en esa línea, traduciendo en España tebeos procedentes de Italia, gran parte de ellos con contenidos abiertamente sádicos y personajes femeninos que servían para tres cosas generalmente: para vapulearlas, para salvarlas del vapuleador o para adornar (exhibirlas con alguna pose sugerente).
Estos fueron los primeros títulos:




Por entonces, todavía sujetos los editores a las leyes de prensa previas a la Constitución, se seguían censurando pezones y traseros en las portadas y coitos en los interiores. Sí, sí, hubo censura en los ochenta, sí.

Ayudaron a completar estas colecciones: Ricard Sitjà, Manuel Díaz Bejarano y Antonio Moreno, con una ayuda muy especial de Alberto Basarte, a quien le estamos muy agradecidos.

Tebeosfera. Cinco de Zinco.