miércoles, 6 de junio de 2012

HARAKIRI, DE MAL GUSTO


Ve tú a un japonés y dile que se haga el "harakiri". ¡Es enojoso para él! Lo correcto, el nombre adecuado y digno del ritual de suicidio es "seppuku", pero en España caló aquella denominación vulgar, traída desde Oriente y difundida en novelas, tebeos y películas, y ya no nos ha abandonado.
La revista española así titulada, HARA KIRI, también era vulgar. Nació en 1980 a imitación de una francesa de igual título, como gran parte de nuestra prensa satírica, si no toda. Pero rápidamente dio un viraje desde la sátira tremendista aunque sana colocándose en una línea procaz y  pornográfíca. Comenzaron trabajando en la revista autores como Mallet, Caloi, Fontanarrosa, Serafín, Ballesta, Já, Pablo, Llobet, Mena, Carlos Giménez, Francisco Pérez Navarro, Antoni Guiral y un largo etcétera, y en el camino hacia la década de los noventa se adueñaron de ella otras firmas: Pirrón, Salva, Valls, Soler, Boro, Sappo, Mikaelo, Xavi, El cubano, Francisco Bellido, Don Lomax... Eran buenos autores pero hacían otra cosa, otro humor.

Fue una de las revistas que marcaron un antes y un después en el desarrollo de la prensa satírica con orientación erótica en España y hemos intentado catalogarla pero sólo hemos llegado a los dos tercios y en condiciones tristes:


HARA KIRI, de Amaika e Iru

El seppuku nos deberíamos hacer por vergüenza, la que sentimos ante esta hemerografía tan llena de lagunas y ante el casi nulo interés por recuperar esta prensa. Independientemente de su calidad, es nuestra prensa y nuestra historieta.


Gracias damos a Javier Alcázar, Ricard Sitjà y Antonio Moreno (más una ayudita de Juan Vouillamoz) por la construcción de esta ficha y los 127 números catalogados. La portada escogida para amenizar la presente entrada la dibujó Pirrón en 1983.


Tebeosfera. Catalogaciones suicidas.