viernes, 1 de junio de 2012

MILLONARIAS, GAYS Y TENTETIESOS (Y MUJERES MALTRATADAS, CLARO)

El sello Zinco fue cosechando tanto éxito con los superhéroes del sello estadounidense DC Comics que fue menguando su oferta erótico festiva según avanzaba la década de los años ochenta.
Siguió publicando tebeos de suspense, horror, dramas carcelarios, traiciones y crímenes, más alguno erótico festivo, en los que la mujer tenía un papel accesorio, destinado a complacer al lector masculino libidinoso. Todo acabó con el efímero y casi olvidado título El rollo verde, en 1989.




Zinco siguió publicando superhéroes unos años más y luego cerró el negocio. A los españoles nos dejó excelentes tebeos de tipos en ropa interior larga y con poderes. Se podría decir que con ellos lograron equilibrar la balanza de los muchos infumables tebeos de mujeres con "poderes" y sin ropa interior (ni corta).

Y, aunque cueste creerlo, estos tebeos de los ochenta ha supuesto un verdadero martirio en lo que respecta a la catalogación. Solo gracias a la ayuda de tebeditores como Alberto Basarte, Ricard Sitjà, Antonio Moreno, Adolfo Gracia, Manuel Díaz y otros podemos hoy tener la certeza del total de colecciones y de tebeos producidos en aquella época "de transición" hacia un modelo nuevo de tebeo erótico en el que la mujer no saliera tan mal parada.


[Bueno, ejem, sí, aún faltan algunos números por catalogar... ¡y a qué esperan para ayudarnos!]

Tebeosfera. Una década nada prodigiosa.