martes, 18 de diciembre de 2012

PRATT, EL VANIDOSO VIAJERO

Hugo Pratt sigue siendo uno de los autores de referencia de la historieta europea (o mejor dicho, de la "nueva historieta europea"), acaso el que más visiblemente ha sido recordado por los teóricos. Esto se explica por la calidad de su obra, por supuesto, estilísticamente rompedora en un momento en el que el cómic ansiaba ampliar las fronteras de su participación en la cultura. Pero también se explica por su ubicuidad, por ser un italiano siempre de Italia, pero formado en la mejor escuela de la historieta argentina, autor de historietas para el mercado británico y madurado en las revistas francesas del periodo en el que más se impulsó la incorporación del medio a las artes.

Pratt fue narrador de historias, pero sobre todo un viajero perseguidor de personajes y escenarios para ellas. Pocos lugares del mundo le quedaron por visitar, y eso se transparenta en su obra, así como en su biografía, con la que nos ha regalado los ojos la editorial almeriense Confluencias. Un libro bello, intenso, que nos permite conocer al inquieto padre de Corto Maltés. Nuestro director, Manuel Barrero, lo ha leído:

EL MEJOR DESEO DE UN HISTORIETISTA

Tebeosfera. Reseñas deseadas.