jueves, 31 de mayo de 2012

ZINCO EN LOS OCHENTA

El sello Zinco fue el "rey" del cómic erótico durante los años ochenta, de 1981 a 1989. A partir de 1983 amplió el número de títulos en circulación, abriendo nuevas posibilidades al horror, a la ciencia ficción y al humor erótico.

He aquí diez títulos más de este sello, algunos de los cuales tuvieron un breve anexo considerado "extra" por los editores:





Poco a poco, ellas iban abandonando el papel de dominadas para convertirse en dominadoras...


Tebeosfera. No damos cuartel a la hora de catalogar estos tebeos de cuartel.

miércoles, 30 de mayo de 2012

ZINCO, POR EL SADISMO SE EMPIEZA

En el arranque de la década de los años ochenta el sello editorial Zinco ya se había hecho un hueco en nuestros quioscos. Se hizo cargo de dos colecciones de horror, la popular Dossier Negro y la sádico erótica titulada precisamente Horror, y también de otra erótica de carácter cómico titulada Odeon. Las dos últimas habían arrancado bajo el sello Ediciones Actuales.

Los editores de Zinco pensaron explotar la moda del cómic erótico implantada en el país durante la transición democrática y continuaron en esa línea, traduciendo en España tebeos procedentes de Italia, gran parte de ellos con contenidos abiertamente sádicos y personajes femeninos que servían para tres cosas generalmente: para vapulearlas, para salvarlas del vapuleador o para adornar (exhibirlas con alguna pose sugerente).
Estos fueron los primeros títulos:




Por entonces, todavía sujetos los editores a las leyes de prensa previas a la Constitución, se seguían censurando pezones y traseros en las portadas y coitos en los interiores. Sí, sí, hubo censura en los ochenta, sí.

Ayudaron a completar estas colecciones: Ricard Sitjà, Manuel Díaz Bejarano y Antonio Moreno, con una ayuda muy especial de Alberto Basarte, a quien le estamos muy agradecidos.

Tebeosfera. Cinco de Zinco.

martes, 29 de mayo de 2012

MIROVIC, EDITORA DE STRIPBURGER


Nos hallábamos dando un paseo por la historieta europea (Reino Unido, Francia, Alemania) y hemos ido a parar a las cercanías de Eslovenia. En la pequeña república que se halla entre Italia y Croacia ha brotado una afición por la historieta muy digna. Stripburger es la publicación más representativa de los afanes de los jóvenes autores eslovenos y de los de los países centroeuropeos circundantes, que incluso lanza redes hacia los historietistas de Europa del Este. Ha dedicado números a todo tipo de temáticas, uno de ellos XXX (al porno), y resulta que la persona que está al frente de la publicación es una mujer, Katarina Mirovic.
Santiago Martín, historietista y colaborador en esa revista, ha tenido la amabilidad de entrevistarla en el marco del presente número de Tebeosfera:

UNA MUJER FUERTE AL FRENTE DEL CÓMIC ESLOVENO 

Ah, ya de paso, hemos catalogado la publicación, puesto que dedicó un número a autores españoles, el 40, y eso mola. De nuevo, todo lo ha hecho Félix López.

Tebeosfera. Hay otras culturas de la historieta pero están en esta... Tebeosfera.




lunes, 28 de mayo de 2012

LA MUJER SEGÚN RALF KÖNIG


Hemos podido comprobar hasta aquí en el presente número de Tebeosfera dedicado al cómic erótico y pornográfico cómo la mujer, o su imagen idealizada por el hombre, ha evolucionado pasando por varias concepciones. La mujer dibujada fue reservorio de ideales y concupiscencia en el siglo XIX, símbolo de la modernidad y la emancipación en el comienzo del XX, sensualidad voluptuosa para atraer a consumidores machos tras la gran guerra, ejemplo de exuberancia e invitación al sexo durante el ecuador del siglo, uno de los elementos de liberación transgresora durante el underground, eje de la nueva historieta "adulta" durante los años setenta y el reclamo de los impulsos violentos del hombre o de sus parafilias durante los ochenta.
Todo lo anterior desde la óptica de los creadores heterosexuales.
¿Y qué piensan los homosexuales de todo esto? Pues la pregunta nos parece pertinente. Así que hemos creído de interés revisar el concepto que un historietista homosexual  tiene de la mujer. El candidato idóneo para ello es el autor alemán Ralf König, sobre cuya obra han escrito los profesores del Departamento de Comunicació Audiovisual i Publicitat de la Universitat Autònoma de Barcelona Virgina Luzón y Quim Puig.

SEXO Y MISOGINIA EN LA OBRA DE RALF KÖNIG


Tebeosfera. El artículo que no esperabas poder leer está aquí.

domingo, 27 de mayo de 2012

CÓMIC SADOMASOQUISTA ESPAÑOL



En España, al igual que ocurría en Francia, la mujer golpeada fue el reclamo de algunos tebeos publicados durante el primer lustro de los ochenta, algo que puso de manifiesto sobre todo el sello Zinco (heredero de los fumetti de erotismo híbrido, procedentes tanto de Italia como de Reino Unido), si bien le antecedieron otros editores como RO:
Repasaremos la producción de Zinco pormenorizadamente en breves días, pero ahora nos interesa detenernos en las mujeres que aparecieron en viñetas dibujadas por españoles en los primeros años de la década, antes de la llegada de los ejemplos masoquistas franceses, puesto que también coincidieron en mostrarnos chicas maltratadas.

Entre los productos de inspiración sadomasoquista españoles se dieron casos como los del autor Edmundo Marculeta, singular caso de autor que había comenzado dibujando en tebeos del periodo clásico español para luego trabajar en Francia, también en historietas de todo tipo, aunque mostrando un paulatino interés por el erotismo, hasta acabar recalando en la historieta pornográfica sadomasoquista. A la muerte de Franco regresó a España para publicar cómics dedicados a honrar la memoria de Eric Stanton:

Compartía filias con el anterior el historietista Vall, que fue también editor de sus tebeos:

Citemos por último los tebeos del editor Fuentes, nutridos con materiales humorísticos procedentes de Francia, del sello Novel Press en gran medida:

Al igual que ocurría con ESSA, editor de productos más "baratos" aún:
Tebeosfera. Tebeos para olvidar... tras haber sido catalogados.

sábado, 26 de mayo de 2012

LA MUJER, SUJETO DE VIOLENCIA EN EL CÓMIC

En el primer lustro de la década de los años ochenta asistimos en Europa a la continuidad de los esquemas erótico festivos de los setenta a la par que aparecían obras de cómic en las que la mujer era representada como el objetivo de la violencia del hombre. Una mujer sometida, golpeada, azotada, violada... humillada, en suma.
Aunque suponga adelantarnos un poco en el tiempo, deseamos mostrar ahora algunas de las colecciones que aparecieron en nuestro país traduciendo la obra de los autores recientemente mencionados en este blog: Lévis, Davis, Riverstone, Cobert, Von Gotha, además de historietas de otros franceses dibujantes de desaventuradas muchachas.


Fue el sello Pleibate, de J. Rica, el que primero mostró en España a estos herederos de Pichard o Sade, nutriendo sus páginas con las de revistas francesas como Bédé Adult, Bedé X y más del estilo. Es curioso que lo mejor de la historieta sadomasoquista se ofrecía al lector español cuando nuestra sociedad ya había experimentado un giro completo hacia la izquierda ideológica:


Carton Comics (acaso un sello del mismo editor) siguió en esta estela. Se trata de colecciones ya editadas en los años noventa, que mencionamos ahora para conferir coherencia a nuestro repaso de autores y subgéneros del erotismo en el cómic:



Gracias damos por las catalogaciones hechas a Adolfo Gracia, Ricardo Sitjá, Alberto Basarte, Javier Alcázar y más colaboradores. Algunas de estas colecciones no están catalogadas al completo. Ayúdennos sí pueden, por favor. 


Tebeosfera. Lo que fuimos, rescatado.

viernes, 25 de mayo de 2012

VON GOTHA (O ROBIN RAY)

Seguimos en la espiral de autores tórridos de la historieta europea que surgieron con fuerza en los ochenta con Erich von Gotha de la Rosiére.
¿Alemán con ascendencia francesa? ¿Francés disfrazado con seudónimo de alcurnia? No, británico. Uno de los autores más reputados de historieta sadomasoquista de todos los tiempos, indudablemente, cuya carrera no despegó en Reino Unido sino en Francia, y que en España lo leímos desde los primeros ochenta.


El atractivo de su dibujo, cálido y morboso, contrasta con la dureza de las vivencias que hace padecer a las mujeres que representa, muy hermosas e ingenuas, todas sometidas y humilladas sexualmente. Por eso lo hemos "fichado":

ERICH VON GöTHA

Tebeosfera. Sexo a golpes.


RIVERSTONE (O PETER)

El  francés Bernard Kamenoff es un autor completo: formado en humanidades y arquitectura, seguidor de filósofos y grandes artistas, escultor y pintor, creador interesado por las nuevas tecnologías y cineasta de animación. Pero, además, para ganarse el pan dibuja historieta erótico pornográfica. Historias con un eco de la Edad Antigua pero en esencia salaz.
En esta dimensión de su obra conocemos en España sus historietas firmadas como Peter o, sobre todo, como Riverstone, publicadas de forma algo dispersa y sin la suficiente atención, a nuestro tenor. Félix López ha catalogado algunas de sus series, como Alice, Gomorrhe o Nagarya, que se pueden ver en su ficha de autor.




Otro autor importante dentro del erotismo de consumo que se hace en este tiempo fue Robert Hugues, también conocido como W. G. Colber, a quien no queremos dejar de recordar en nuestro repaso.

Por cierto, hoy fue el aniversario de Star Wars. Así que celebramos la efeméride como corresponde.


Tebeosfera. Guarras y estrellas.




jueves, 24 de mayo de 2012

ALAN DAVIS (JEAN PAILLER)

La serie de Liz y Beth que ayer comentábamos fue culminada por un dibujante que no se parecía mucho a Lévis pero también él fue uno de los autores de bande dessinée porno descollantes en los años ochenta.
Nos referimos a Pailler, Jean Pailler.
Como Pailler le conocimos en las revistas Pilote y en Circus, dibujando parodias en la línea de Gotlib (¡ay, aquella parodia inolvidable de Conan!), pero lo que nos interesa de él ahora es su contribución al erotismo francés en la historieta de los años ochenta, su obra más desvergonzada, la que firmó como Jo Cordés o como Alan Davis. Sus series más destacadas bajo estos seudónimos fueron Billie and Betty y, sobre todo, Iris, que en España paso casi por completo desapercibida pese a su innegable calidad.




Tebeosfera. Os esconderéis tras seudónimos pero os encontraremos a todos.



miércoles, 23 de mayo de 2012

LEVIS (O SIDOBRE)


En 1978 comenzaron a publicarse las aventuras de Liz y Beth, una rubia y una morena desinhibidas sexualmente por distintas razones, que gozaban del sexo en la realidad y en la fantasía. La serie fue una de muchas del erotismo barato francés de los setenta pero adquirió gran popularidad cuando fue trasladada en 1983 a las páginas de BéDé Adult, revista en la que aparecieron las obras más importantes del cómic pornográfico galo en los años ochenta.
Su autor era G. Lévis, un dibujante conciso y sutil, muy dulce con todo lo femenino, hasta el punto de conferir a sus heroínas sexy cierta apariencia "infantil". Es que así era. Lévis fue un seudónimo de Jean Sidobre, dibujante de los años cincuenta y sesenta especializado en historietas para adolescentes, muy recordado por sus plasmaciones gráficas de los personajes de Enyd Blyton o por sus niñas encantadoras para diferentes tebeos franceses y británicos.
Sidobre se quedó encarnado en Lévis en la última etapa de su vida, produciendo algunas de las historietas eróticas más elegantes del siglo XX. Así que le hemos abierto dos fichas de autor y otra de la serie que le llevó a la fama:

LIZ Y BETH 

En la imagen, Liz y Beth en la portada del número 57 de BéDé Adult, dibujada exquisitamente por Lévis.
Tebeosfera. Dobles vidas.


martes, 22 de mayo de 2012

EL SEXO EN TARDI


El tratamiento del erotismo en la historieta ha sido desarrollado con intensidad y madurez en Francia desde los años sesenta y hasta hoy. Los grandes autores de los sesenta y setenta fueron introduciendo mujeres cada vez más sobresalientes a la par que creíbles en un mundo hasta entonces dominado por los hombres en todos los ámbitos (en el real, en el ficticio) y, poco a poco, fueron dibujando personalidades más febles en ellos y más rudas en ellas.
Tardi constituye un paradigma en este sentido. Este autor obsesionado con las circunstancias límite de la humanidad, como la guerra, ha construido uno de los discursos más sólidos sobre el antihéroe, y para ello se ha apoyado en mujeres de fuerte personalidad, como Adèle Blanc-Sec.
Hemos querido comprobar también cómo trata el sexo este autor y cómo lo muestra mediante la imagen de la mujer.
Y si en España existe una autoridad sobre Tardi ese es Carlos Vadillo Santaolalla, profesor en la Universidad de Burgos que defendió su tesis doctoral sobre la obra de este historietista. Vadillo ha accedido colaborar en el presente número de TEBEOSFERA con un artículo magistral sobre la perversidad, la audacia y la inhibición sexual en sus historietas:


Tebeosfera. En busca del artículo perfecto.


lunes, 21 de mayo de 2012

GILLON

Hace un año exactamente, el 21 de mayo de 2011, murió Paul Gillon.
La efeméride nos sirve de excusa para saltar el Atlántico y volver a Europa para hablar sobre historieta erótica de los ochenta y noventa en el Viejo Continente.
El autor francés nos conquistó a todos con su fascinante ejercicio narrativo, denso y trufado de aciertos, partiendo sobre todo de la serie Les naufragés du temps, donde presidía la ciencia ficción pero hubo lugar para un toque erótico. El guionista era Forest y era 1968, recordemos.
En el ecuador de los años ochenta, en la línea de las historietas de corte posapocalíptico populares por entonces, Gillon en solitario creó la serie La survivante, sobre una de las últimas personas vivas sobre la tierra que, al contrario que lo acostumbrado en muchas obras de ciencia ficción era... una mujer. Una mujer, por cierto, que satisfacía sus apetitos sexuales con un robot.
Era una obra dramática y erótica que nos sorprendió entonces y nos sigue gustando hoy:

LA SUPERVIVIENTE

Catalogó, Félix López.

Tebeosfera. De un fin del mundo evitado a un fin del mundo sufrido.

domingo, 20 de mayo de 2012

EL SUJETO ANDRÓGINO EN WATCHMEN

Si hay que hablar de cómics en los años ochenta hay que hablar de Watchmen.

Sí, incluso cuando hay que hablar de erotismo. ¿Es Watchmen una obra erótica? No, en absoluto. Pero resulta muy interesante comprobar cómo Alan Moore refleja el papel de la mujer en esta obra, paradigma de la transformación en los cómics de superhéroes (o bien de la inmiscusión de otro tipo de cómic dentro del género de superhéroes).

Laurie y su madre son la dos únicas heroínas que aparecen en la serie de Moore y Gibbons, ambas con una apariencia "sexy" característica, ambas con un pasado relacionado con el sexo, ambas con una posición en el mundo y con un papel fundamental en el desarrollo de la trama.

Nuestro nuevo colaborador José Marco Segura Jaubert, de la Universidad de Costa Rica (San José), nos desmenuza el papel de estos personajes en Watchmen desde una perspectiva diferente. Atrévanse con él:

EL SUJETO ANDRÓGINO EN WATCHMEN: ADRIAN VEIDT Y LAURIE JUSPECZYK

Tebeosfera. Eroticism in so-called graphic novels.

sábado, 19 de mayo de 2012

CHERRY

En 1982, Larry Welz lanzó Cherry Poptart (Cherry a partir del tercer número), una serie con un estilo de dibujo cercano al de cómics de quinceañeros como Archie, donde en clave de humor no exenta de sátira politica se narraban las aventuras de la protagonista, una rubia adolescente liberada sexualmente, que oscilaban entre lo erótico y lo pornográfico.

En España fue publicada en 1990 por La Cúpula, como puede comprobarse en la ficha de serie:


Tebeosfera. Series de chicas

viernes, 18 de mayo de 2012

AQUÍ FRANK THORNE


A Frank Thorne se le ha querido mucho en España. La etapa del llamado boom del cómic, coincidente con el periodo del despertar del erotismo en nuestro país, convino en hacer de este autor uno de los más apreciados por los lectores de las revistas de cómics para adultos publicadas en los ochenta.

Fue principalmente el editor Toutain quien tradujo la obra de este autor barbudo y picaruelo, lo cual puede apreciarse perfectamente en las fichas de serie que ha preparado Félix López:






Tebeosfera. Una serie de aciertos.

jueves, 17 de mayo de 2012

GHITA Y OTRAS GUERRERAS DE THORNE


En los años setenta, el personaje Red Sonja cambió la forma de ver a las heroínas de comic book. Nunca una mujer había aparecido tan apetitosa a la vista y tan peligrosa al tacto. Se convirtió en una heroína que sedujo a los muchachos y posiblemente en un referente simbólico para muchas chicas. Uno de sus dibujantes más recordados, Frank Thorne, eligió dedicarse al cómic erótico tras haber pasado el personaje bajo sus lápices, y durante la década de los ochenta (y la siguiente) creó varias series protagonizadas por voluptuosas guerreras de armas tomar en las que el máximo común denominador fue el sexo. El sexo practicado de forma natural, desinhibida o reivindicativa, sobre todo en el caso de Ghita, la más popular de todas ellas.
Sobre la erotomanía de Thorne y el desparpajo de Ghita nos habla hoy nuestro fiel colaborador Paco Martos, en un ameno artículo que baraja feminismo con autocensura editorial (y transgresión con fantasía) en los cómics estadounidenses que se liberaron durante los años ochenta en busca de nuevos horizontes para lo erótico a través de la representación de la mujer.

GHITA, LA DIOSA RAMERA DE ALIZARR

En la imagen, portada de Amazing Heroes, 123, dedicado a Frank Thorne. 
Tebeosfera. Artículos claros, amenos, bien escritos.


miércoles, 16 de mayo de 2012

OMAHA EN ESPAÑA

Dos editores han acertado al publicar esta serie en España.



Tebeosfera. Tebeos calientes.


martes, 15 de mayo de 2012

OMAHA, LA GATA QUE CALENTÓ A LOS ESTADOUNIDENSES


Mientras en la vieja Europa el erotismo llegaba a todos los quioscos en un festival de desnudez y lubricidad que empapó la nueva modalidad de "cómics para adultos", en los EE UU los comic books seguían aferrados a las viejas cadenas de la moralidad. Allí sólo se atrevieron a mostrar sexo abiertamente en el ámbito del underground pero no en el mainstream. No obstante, estos cómics marginales fueron ganando adeptos poco a poco, convenciendo a muchos por su evidente calidad, hasta que editores con arrestos apostaron por este "nuevo cómic" más fresco y más arriesgado.

Dentro de esta corriente hubo varias obras de calidad con contenidos sexuales explícitos que participaron en la carrera hacia el reconocimiento del cómic para adultos en los EE UU, pero uno destacó especialmente: la tira protagonizada por una gata stripper Omaha, que debutó en la publicación 'under' Vootie en el crepúsculo de los setenta. La innegable calidad argumental y gráfica de sus historietas interesó tanto al editor de Kitchen Sink como al de Fantagraphics durante los ochenta y siguientes décadas, y Omaha se convertiría en una de las series más aclamadas de todos los tiempos, merecedora de varios premios y candidata a muchos más. ¡Y eso que era un cómic protagonizado por personajes zoomorfos!

Sobre esta obra rompedora, atrevida, arriesgada, en la que el sexo aparece como algo necesario en la trama, útil para el desarrollo de las historias y nada ofensivo (pese a que despertó no pocas polémicas en su día), nos habla un joven investigador alicantino ligado a las jornadas universitarias de Unicómic que está desarrollando una lúcida labor de divulgación, Eduard Baile:

SE MUEVE COMO UN GUEPARDO Y BRILLA COMO UNA ESTRELLA: 
"OMAHA", THE CAT DANCER


Tebeosfera. Momentos clave de la historieta mundial.

lunes, 14 de mayo de 2012

HEROINAS SEXY

Surgieron abundantes heroínas durante la segunda mitad de los setenta, algunas de las cuales se caracterizaron por su desinhibición y por su aspecto sexy. Fueron personajes femeninos fuertes como jamás se habían visto, que usaron su cuerpo y su sexualidad para sus propios fines o para los de la historia que se narraba en el cómic, despojándose de mojigatería y logrando niveles de protagonismo a la misma altura que los hombres. Recordemos algunas de ellas:
 

Las del español Víctor Mora creadas para el mercado francés


La ya comentada, futurista y bárbara, de un dibujante español en el Reino Unido 

La fantástica en la que la heroína suplía sus pasiones con ayuda de un androide

La otra fantasía en la que el amor es el único recurso para salvar el mundo:

O la "heroína" más controvertida de la historieta española...



Félix López ha registrado algunas de estas series para que nunca las olvidemos:

Tebeosfera. Series sexy.


domingo, 13 de mayo de 2012

EL EROTISMO DE SIÓ

Varios fueron los autores que crearon cómics eróticos o con elementos eróticos en los tiempos del boom del cómic en España. Entre todos ellos Enric Sió brilló con luz propia debido a su compromiso ideológico y artístico, a su interés por innovar con el medio, y a su tratamieto de la mujer y su sexualidad. Sió fue uno de los primeros dibujantes de cómics que mostraron a las mujeres tal y como eran ya en los sesenta, implicadas con su tiempo, conscientes de su libertad y de su sexualidad, y protagonistas de un erotismo del que eran dueñas.
Jordi Riera Pujal, el autor del imprescindible Catàleg del cómic en català (y del blog El cómic en català), es sin duda el teórico más indicado para comentar la trayectoria de este autor catalán, desde sus tiempos en Oriflama hasta sus trabajos en Rambla, y lo hace en este artículo en el que analiza trayectoria, referentes y estilos como nunca se hizo:

ENRIC SIÓ, EL AUTOR, EL EROTISMO

Tebeosfera. Documentos fundamentales.

sábado, 12 de mayo de 2012

NUEVA FRONTERA PARA LO ERÓTICO

En el cambio de década, de los setenta a los ochenta, se produjo un fenómeno diferencial en la historieta española que todos recordamos bien: el comienzo del boom editorial del cómic. Tras la llegada de la democracia y la Constitución, las posibilidades editoriales se multiplicaron y fueron varios los editores que atrevieron a lanzar cómics modernos a los quioscos, destacando entre todos ellos el atrevido Rocca, que se adelantó de este modo a Toutain y otros abanderados del "cómic para adultos".
De esta guisa, y dentro del ámbito de lo erótico, habían quedado descritas tres vías de publicación. Una, la puramente lúbrica, propiciada por el "destape", alimentada por traducciones del italiano sobre todo y muy abundante entre 1976 y 1978. Dos, la más lúdica que llegó entreverada por el underground, donde la contestación y el rupturismo se acompañaban con sexo, como ya hemos visto en los primeros comix llegados de EE UU y en la rica propuesta del editor José María Berenguer. Y una tercera, más elaborada, narrativa y artística si se quiere, embebida en el cómic más moderno, el que llegaba de las grandes revistas "pour adultes" de Francia e Italia.
Vivimos unos años, aquellos del gobierno cauteloso de Suárez y Calvo Sotelo, marcados por estas tres corrientes, con historietas eróticas que se publicaban en revistas gráficas como MASTIA (por ejemplo, Lorna nació allí), o YES (de Amaika, sobre todo de humor, pero no olvidemos que allí se publicó Paracuellos), amén de productos como HUMOR GUARRO, que siguieron apareciendo en intentos de corta vida.
Pero ya circulaban por el mercado tebeos de otra índole, que combinaban aventura con erotismo y tocados por cierto afán artístico. Sirva de ejemplo el lanzamiento de Riego KORSAR, de Esteban Maroto.
Y, claro, estaban las publicaciones de los nuevos sellos editores de cómics que abrieron inéditas posibilidades para el medio en nuestro país: Norma, Toutain, Nueva Frontera, que publicaron sus 1984, Creepy, Cimoc, Totem... tebeos donde el erotismo se fue colando siempre que halló un resquicio. Queremos recordar hoy especialmente la labor de la revista TOTEM, que desde 1977 brindó al lector español un "nuevo cómic" seleccionado entre lo mejor que se producía por entonces en Italia, Francia y Argentina, y que rápidamente lanzó una colección de libros monográficos realmente importante, BIBLIOTECA DE TOTEM (recordada por muchos como TOTEM BIBLIOTECA) entre cuyos números hallamos a Crepax o Manara, pero también a un español, el primero que hizo un tratamiento elegante y poético de la sexualidad femenina en nuestra historieta: Enric Sió, autor de Aghardi, autor de Mara... a quien por fuerza debemos recordar. 


Gracias a Félix, Antonio, Adolfo, Andrés y Eduardo por algunas de estas catalogaciones.

Tebeosfera. El nuevo erotismo.


viernes, 11 de mayo de 2012

EXTRA DE PAPUS


El Papus fue un éxito en su día. Las tiradas se agotaban y no dejaron de salir especiales y colecciones satélite, las cuales hemos catalogado lo mejor que hemos podido. No en todas ellas estuvo presente la mujer, EL PAPUS ESPECIAL se dedicó fundamentalmente al fútbol y la COLECCIÓN EL PAPUS tuvo gran porcentaje político, por ejemplo, pero EL PAPUS EXTRA era un combinado de viñetas de humor y fotos de chicas en pelota. :

PAPUS EXTRA, EL (AMAIKA, 1975)


PAPUS EXTRA, EL (AMAIKA, 1976)


Tras el cierre de la revista en 1984 aparecieron dos efímeras colecciones que trataron de mantener su espíritu, El Pupas y El Pulpo, de sátira puramente política, pero no funcionaron en un mercado ya muy distinto al de una década atrás. No obstante, les hemos abierto ficha a esas colecciones:


PUPAS DEL MUNDO, EL (CUMBRE, 1984)  

PULPO, EL (CUMBRE, 1984)  



Ah, y fíjense en la colección principal. Ayer había menos de 300 números catalogados.
Hoy, ahora mismo, hay un centenar más. Así es TEBEOSFERA.

Gracias, Ricard. Gracias, Antonio

Tebeosfera. Pulpos al teclado.

jueves, 10 de mayo de 2012

EL PAPUS, UNA COLECCIÓN CAPITAL


Como decíamos ayer cuando presentábamos el repaso que daba a los primeros años de El Papus el teórico Pepe Gálvez, la revista de Elf /Amaika ha sido una de las más importantes de nuestra transición, y también uno de los títulos capitales de nuestra producción satírica.
La colección fue extensa y mantuvo el pulso a la actualidad social y política española desde su primer número, observando en los últimos años de su trayectoria un descenso en su carácter crítico con la política. Sufrió suspensiones, denuncias, un atentado con bomba, repudio y alabanzas; en El Papus germinaron series magníficas (como España una, España grande, España libre!, de Ivá y Giménez) y además recibió el premio Yellow Kid.
Pocos títulos de nuestra tebeografía acumularon tanta historia.

EL PAPUS, de ELF y AMAIKA, 1973-1984


(Nuestra catalogación es pobre, cierto. Poco más de la mitad del total. ¡Ayúdennos!)


De nuevo, gracias a Andrés Álvarez, Antonio García, Antonio Moreno, Fernando Rodil, Javier Alcázar y José García por haber podido suministrarnos estas portadas.

Tebeosfera. Los pupas de la catalogación.



miércoles, 9 de mayo de 2012

EL PAPUS, EJE DE LA TRANSICIÓN


Si hemos citado el sello Amaika como columna vertebral de la historiea sicalíptica y erótica durante la transición hacia la democracia es porque realmente fue así, con la revista El Papus como  exponente más claro de las publicaciones de la época del "destape".
El Papus fue una revista realmente popular, que condensó desde 1973 los afanes de una parte de la población española que ansiaba reformas, cambios, aperturas, democracia y libertad. Gran parte de los mensajes que emitió los disfrazó de sátira, humor y también de sexo, mostrando en portada a chicas semidesnudas y construyendo viñetas y fotonovelas con ellas como protagonistas.
Desde sus primeros números se estableció el tono del tipo de humor del gusto de sus editores y autores (y por lo tanto de su público), irónico, salaz, en el límite de la sorna y llegando, a veces, hasta la sordidez. Con aquellas ocurrencias e imágenes se construyó un imaginario gráfico para una transformación de las estructuras políticas y sociales del país.

Nos ayuda a recordar aquellos primeros años el teórico Pepe Gálvez, bien conocido por sus trabajos como guionista y por sus reseñas y textos teóricos para variadas publicaciones sobre historieta, incidiendo muchas veces en temas de calado social.


CONTENIDOS ERÓTICOS EN EL PAPUS


Agradecemos muy especialmente la ayuda que Javier Alcázar, Antonio García, José García, y Fernando Rodil nos han prestado para elaborar este repaso por los primeros años de aquella revista. 


Tebeosfera. Firmas para reivindicar.

martes, 8 de mayo de 2012

HUMOR SEXY

El sello Amaika sobrevivió a los setenta publicando humor "sexy". Sus colecciones vertebraron el modo de entender el erotismo en aquellos años, como hemos demostrado estos días recordando las colecciones que publicaba mientras otros sellos editores afloraban  para desaparecer al poco o bien emergían para quedarse. 
Javier Alcázar llegaba a internarse en los primeros ochenta en su repaso a las publicaciones del "destape" publicado hace una semana. Amaika, igualmente, penetró en la década del "cambio" con sus tebeos y antologías sicalípticas, que fueron suavizando el tono político pero no dejaron de representar a la mujer como mero instrumento sexual, como pudimos comprobar en sus lanzamientos HUMOR SEXY, todos con igual título, que vieron la luz entre el final de los setenta y el comienzo de los ochenta:


Las mujeres salían muy mal paradas en la revista HUMOR que también lanzó este sello, en la cual se mostraron en portada mujeres populares en España por entonces, ridiculizadas por su físico y por su sexualidad, una actitud ciertamente machista, que no ha cambiado mucho a juzgar por el modo de conducirse hoy los comentaristas de la actualidad "rosa".



En verdad, esta publicación de Amaika pretendía mostrar a los españoles la historieta y la sátira excelentes producidas en Argentina (sobre todo, aunque hubo de otros países), de hecho en esta revista apareció la serie Las puertitas del Sr. López, de Trillo y Altuna. Otro de los autores con los que pudimos deleitarnos en esta publicación fue el recientemente fallecido Caloi.
Sirva esta ficha como humilde homenaje.

Tebeosfera. Humor triste.

lunes, 7 de mayo de 2012

FIN DE DÉCADA

La década de los años setenta llegó a su final para los tebeos españoles reconduciendo el erotismo. Los editores oportunistas que quisieron hacer su agosto con el destape fueron desapareciendo según acababa la década y acabaron estableciéndose dos modelos una vez refrendada la ley de todas las leyes, según la cual desaparecía definitivamente la censura previa: por un lado los tebeos que usaban el erotismo para atraer a una masa de lectores "adultos" (cuyas filas engrosarían los adolescentes con picores) y por el otro los tebeos directamente pornográficos, que mantuvieron las mismas fuentes para los materiales de origen que durante el destape, Francia e Italia.
Nueva Frontera fue un sello que comenzó en 1977 con colecciones exclusivamente eróticas, al estilo de otros editores dos años atrás, como ANTEA y ODINA. Pero rápidamente cambió de rumbo y comenzó a traducir en sus revistas las rompedores historietas francesas de Metal Hurlant, aparte de la serie italiana Valentina y algunas series eróticas estadounidenses en números especiales.
Por otro lado, recordemos que el sello Norma inauguró su fondo editorial con un título que explotaba el humor sicalíptico: HUMOR-SEXY, en 1978. Ediciones Zinco surgió también coeditando tebeos eróticos de Producciones Editoriales (como Odeón u Horror) y de Toutain (el también cargado de erotismo Den), para luego emprender un periodo de traducciones de fumetti, tanto de aventura como pornográficos en los años ochenta. 
Al terminar la década, seguían existiendo los pequeños sellos con lanzamientos ocasionales, pero ya tenían menor presencia en los quioscos. El esqueje editorial Ceres lanzó un álbum de Sappo en 1979: DON CORNELIO LADILLA Y SU SEÑORA MARÍA. El editor Sarriá publicó dos colecciones porno: SUPERTIA y SEXO HOT. Extremera solamente uno, parecido, titulado PORNO COMIC. Y, para terminar con el repaso a una década en la que los españoles paladearon lo "sexy", citemos una obra muy española, la alusiva al Ingenioso Hidalgo, un singular y olvidado producto editado por SIP: DON CIPOTE Y SANCHO PICHA.
En fin, los setenta... qué tiempos!


Tebeosfera. La década prodigiosa.

domingo, 6 de mayo de 2012

CURSO DEL 77


El "curso" de los años 1977 a 1978 fue muy importante para la la historieta española, porque el proceso de transición democrática llevó a una reorganización del tejido editorial de la historieta, que ante las nuevas libertades recuperadas y las nuevas posibilidades de expresión posibilitó que los tebeos vieran reorientados sus contenidos. En 1977 siguió produciéndose el fenómeno de la inflación del sexo que se había declarado en 1976. Seguía habiendo muchas revistas con señoritas desnudas o chicas estupendas dibujadas (y desnudas), pero a raíz del atentado perpetrado en la redacción de El Papus en el verano de 1977, la orientación erótico política se redujo y los nuevos afanes se dirigieron hacia la erótica ficción o hacia lo meramente erótico festivo, lo que fue más patente en 1978.


Durante este periodo siguieron circulando lanzamientos de francotiradores de la edición, como fueron los casos (comentados por Javier Alcázar días atrás) de Dronte, Amaika, Álvarez, Maisal, Codipress, Tusquets,  JPR o  Mundis, un sello que lanzó una colección de fascículos pornográficos de cierta calidad, que de 24 prometidos se quedó en cuatro publicados, un claro síntoma de que ese formato no acababa de cuajar en el mercado español:
Precisamente desde 1977, Nueva Frontera, y luego Norma y otros sellos, decidieron usar el erotismo como anzuelo antes que como eje, y recondujeron los gustos del público lector de tebeos en España.

Por cierto, sin Ricard Sitjà vete tú a saber cuándo hubiéramos podido tener estas fichas (que... ejem... no están completas. Por favor, si tienen ustedes los números que nos faltan de algunas de estas colecciones no duden en enviarnos imágenes e información).


Tebeosfera. El año que vivimos eróticamente.



sábado, 5 de mayo de 2012

ARRIMADOS AL EROTISMO

Según se avanzaba en la década de los setenta, varios sellos que habían editado tebeos de tipo estándar, siguiendo los modelos tradicionales (aventura, romance, humor), se sumaron a la moda del sexo. Lo cierto es que sus lanzamientos fueron en todos los casos breves y algunos títulos prometían verdaderamente, pero al parecer no encontraron su público.

Por ejemplo, muchos lamentamos que Garbo dejase de editar tebeos por entonces, porque fue un sello que integró grandes firmas de nuestra historieta en sus efímeras publicaciones de los años 1976 y 1977:


También la editorial Bruguera, el pilar de la industria editorial de tebeos hasta la fecha, se atrevió a poner en circulación tebeos de humor con los autores de siempre pero trabajando en obras sicalípticas. Ninguno de los títulos duró, y hoy se consideran "raros" dentro de su fondo editorial:


Otro de los pilares de la industria editorial de la historieta había sido hasta ahora Editorial Valenciana, que por estas fechas estimó la posibilidad de publicar también alguna serie de muchachas en paños menores. Su lanzamiento, bajo el sello asociado Edival, no logró permanencia:

Ibero Mundial de Ediciones, sello puente entre la forma clásica de hacer tebeos y las nuevas fórmulas de explotación, también culminó su vida editorial con publicaciones tintadas de erotismo. Como pasó con Garbo, IMDE puso el punto final a su presencia en los quioscos con un tebeo "sexy".
Para la historieta española comenzaba el llamado boom y el erotismo también formó parte de su desarrollo.



Tebeosfera. El erotismo como coda.



viernes, 4 de mayo de 2012

MERCO COMIC

Como producto de mercadería trató el sello Mercocomic los tebeos entre 1977 y 1978, los dos únicos años que estuvo en activo (como Elviberia, su sello antecesor). Mercocomic explotó el morbo que provocaba la muerte de líderes y para eso creó la línea Magnicidio, y también el sexo, en este caso con cierto sesgo ideológico (los primeros números de Camilo Bolas hicieron hincapié en su militancia socialista) o con afán por regodearse en el sadismo (Zordon, Sade, Lucrecia, Crónica negra o Tetis lo exhibieron):


Fueron tebeos para una época en la que los mujeres eran moneda de cambio para satisfacer la crueldad y el morbo por la violencia de los hombres.
No la olvidemos. Conociendo los errores del pasado se evita repetirlos en el futuro.


Colaboraron en la catalogación de estos tebeos Alberto Basarte, Jesús Morga, Palmiro Bimola, Ricard Sitjà o Antonio Moreno, entre otros.

Tebeosfera. Cómic de mercado.

jueves, 3 de mayo de 2012

LOS FRANCOTIRADORES DEL SEXO


A la vista de que publicar historietas con sexo vendía, varios editores españoles se atrevieron a poner en los quioscos productos desvergonzados editados con niveles mínimos de vergüenza también. Algunos fueron fugaces y poco esmerados, como el editor Vidal, que lanzó revistas de pasatiempos con viñetas, como EL CRONOPIO, y varios tebeos monográficos que auscultaban la antigüedad a golpe de sicalipsis:




Otro que lanzó tebeos igualmente prescindibles fue Petronio, acaso el sello editor que peor supo titular sus tebeos (El macho Koñón o El pícaro Koñón dan fe de ello) y con pésimo gusto para las portadas (revísese El loro verde):





Otros editores efímeros fueron Moreno Burgos, por ejemplo, que lanzó NUDÍSSIMO, o el responsable de Plan, editor de material francés, que nos hizo una propuesta más interesante: la antología NUEVOS CHISTES DE LASSALVY, un autor de humor "picante" cuya obra veníamos disfrutando desde que se abrieron las puertas del destape en diversas revistas eróticas.

Las hemos conseguido catalogar casi todas. Pero si ven huecos, no duden en ponerse en contacto con nosotros para enviarnos más datos e imágenes.

Tebeosfera. Los años calientes.

miércoles, 2 de mayo de 2012

EL EROTISMO DE JF

El erotismo a la española durante la transición se canalizó básicamente a través del humor gráfico, en revistas ciento y muchas antologías. Las historietas que consumimos fueron italianas en principio hasta que un editor atrevido se puso por fin a trabajar sobre tebeos eróticos producidos íntegramente por españoles.
Este aventurado editor fue José Luis de la Fuente, a quien todos conocemos como "Chiqui" en su faceta creativa, y lanzó a la arena comercial el divertido tebeo Muerde en 1976. Aquella colección editada a modo de fascículos, como mandaba la moda de entonces, llevó historietas de Nebot, Azpiri, Buylla o Amechazurra, en las que se jugaba a la parodia de cuentos clásicos y con mitos de la cultura popular. El sello publicó también tebeos monográficos, todos ellos con portadas de Nebot, que trataron de aprovecharse del tirón de ciertos éxitos del cine.



Lástima por lo efímero de su existencia. Eran tebeos frescos y divertidos (aun a costa de considerar a la mujer como mero objeto sexual) y eran tebeos hechos por españoles.


Tebeosfera. Mordiscos de placer.