martes, 22 de octubre de 2013

ÁNIMES ANÓNIMOS


Debemos reconocerlo: tardamos en darnos cuenta. Los dibujitos animados de Heidi, Marco y otras producciones tiernas del estilo nos parecían iguales, calcadas las unas de las otras, en nuestros años mozos. Cuando vimos esas series traspasadas a los tebeos seguimos experimentando lo mismo. Para muchos de nosotros, quienes dibujaron aquellas animaciones eran los mismos que habían dibujado estas viñetas. De hecho, hasta pensamos que ambos productos, los surgidos de la animación y de la historieta, se “fabricaban” en el mismo sitio. Y no. Uno se hacía en Japón, por un equipo de profesionales que cuidaban al milímetro cada uno de sus pasos creativos, y el otro se hacía en España, como un producto de explotación más de un sello editorial que usaba autores de gran talento para desarrollar trabajos impecables que no firmaban.
En efecto, así fue. Los tebeos que adaptaban las series de animación de Heidi, de Marco, De los Apeninos a los Andes, o de El perro de Flandes, fueron dibujadas por un Jan muy capacitado para imitar las bondades de los autores nipones pese a que nadie podía reconocérselo:

     LAS BELLAS HISTORIAS DE HEIDI
     MARCO. DE LOS APENINOS A LOS ANDES
     LAS EMOCIONANTES AVENTURAS DE MARCO
     SUPER MARCO
     EL PERRO DE FLANDES




Tebeosfera. Animados con los tebeos.