lunes, 14 de octubre de 2013

EL DIBUJADOR DE CUENTOS

La cultura popular es un campo vastísimo (ni siquiera Internet puede abarcarlo) y los lazos entre diferentes medios dentro de esa cultura forman una maravillosa urdimbre. Ocurre así, por ejemplo, entre la historieta y la literatura ilustrada, medios cotangentes algunas veces o que se han tendido puentes constantemente. Ha sido tradición en España que el ilustrador de cuentos o libros también dibujaba historietas o que el que firmaba en tebeos acabase adaptando algún clásico de la literatura popular. Jan es un excelente ejemplo de autor que practicó ambas disciplinas, siempre con la narrativa como bandera, porque sus historietas raramente fueron la extensión de un gag y sus ilustraciones para cuentos generalmente eran más que ilustrativas.

El especialista en cultura popular infantil y gran conocedor de los tebeos Alfons Moliné aporta a este número especial Jan un artículo en el que repasa las obras de Jan en el ámbito de la literatura infantil ilustrada, una parcela de su trabajo que él mimó mucho y que nosotros tenemos en alta estima debido a su evidente calidad.



Tebeosfera. Tebeístas de Hamelín.