lunes, 17 de julio de 2017

UN CANTO A LA GRANDEZA


Harold Foster desarrolló una gramática domingo tras domingo en el Príncipe Valiente. Nunca la aventura se narró de forma tan hermosa como en esta recreación de la Edad Media en la que el autor trabajó incansablemente durante más de treinta años regalando al lector alguna de las páginas más bellas de la historia del cómic. Pocas veces se ha recreado Camelot con tanta grandeza y pocos autores han sido capaces de proporcionar imágenes de esa calidad artística durante un periodo tan prolongado de tiempo.

Rafael Marín nos lleva a los tiempos del Rey Arturo de la mano de Val y sus compañeros en este magnífico artículo que analiza la evolución en la trayectoria artística de su creador y su capacidad para crear belleza tanto cuando muestra esas grandes batallas que solo él sabía dibujar como cuando la serie se centra en los momentos más íntimos de sus personajes..


EN LOS DÍAS DEL REY ARTURO: PRÍNCIPE VALIENTE

Tebeosfera. Una aventura valiente

martes, 11 de julio de 2017

TERRY Y LOS PERIÓDICOS




A veces no somos conscientes del gran poder que han tenido los cómics.
Hoy lo tienen, está claro. Aparece una superheroína creada hace 75 años en el cine y el mundo se conmociona bajo el vuelo de su melena. Los superhéroes llegan en verano y los vendedores de palomitas hacen su agosto. Y etcétera.
Pero en los tiempos de Terry y los piratas, aquella serie de comic strips de Milton Caniff, la presencia de la historieta en la cultura y la vida de los estadounidenses fue mucho más importante. Lo que veían los personajes dibujados era lo que conocían los lectores de la otra mitad del mundo. Lo que sentían los protagonistas de la serie se contagiaba a veinte millones de personas al instante. Eran parte de la vida, del día a día.
Francisco Sáez de Adana lo deja claro en este artículo que estudia la repercusión de la serie Terry and the Pirates en la prensa en su momento de máxima popularidad. Un trabajo de investigación excelente elaborado para el actual número de Tebeosfera que concede al cómic el brillo dorado que en su tiempo tuvo:

LA REPERCUSIÓN DE TERRY Y LOS PIRATAS

Tebeosfera. Revista con repercusión.



lunes, 3 de julio de 2017

LA MALDICIÓN DEL MANÁ



John Steinbeck consideraba que Al Capp era uno de los mejores escritores de su generación y recomendó a este autor como candidato al premio Nobel de literatura. Obviamente, Steinbeck se adelantó a su tiempo proponiendo a un autor de un medio diferente al propiamente literario para este premio, pero lo cierto es que hay pocos historietistas que hayan tenido una capacidad para la sátira social comparable a la de Al Capp en su serie Li’l Abner, una de las tiras de mayor difusión de la edad de oro de la historieta norteamericana. Li’l Abner, en sus diferentes historias, se convierte es una crónica de los Estados Unidos en su tiempo y de todas las tensiones que se producen en la sociedad norteamericana siempre bajo la óptica irónica de su autor.

Iván Pintor analiza una de estas historias, la saga de los shmoos, publicada en 1948, donde Al Capp despliega una representación alegórica de la perpetua creación de necesidades del capitalismo. Ya que los shmoos, como criaturas que proporcionan todo lo que el ser humano pueda requerir para su subsistencia, se convierten en una maldición para un sistema precisamente basado en la necesidad humana.

LI’L ABNER Y LA SAGA DE LOS SHMOOS

Tebeosfera. El poder de la sátira