lunes, 19 de agosto de 2019

LA NUEVA EXPOSICIÓN



En Tebeosfera no dejamos de trabajar en pro de nuestra memoria gráfica. Cuando surgió la oportunidad de poder rescatar una gran muestra de la obra de Rafael Cortiella (gracias al enorme esfuerzo del investigador riojano Fernando Rodil), nos percatamos que resultaba complicado incorporar las casi 5.000 imágenes recogidas durante las visitas a su taller. Era una pena ofrecer a los lectores solo una selección mínima, así que resolvimos crear un nuevo sistema para agrupar este tipo de materiales.
Esta nueva funcionalidad de nuestra web se estrena con este número, el 11, dedicado a Cortiella y los emigrantes de la viñeta del siglo pasado. De momento, es una interfaz modesta en la que hemos recogido solo imágenes, pero resulta muy útil para poder ofrecer un recorrido gráfico completo por la obra de un autor.
Señoras y señores, abran boca con las nuevas exposiciones de Tebeosfera admirando la dedicada a la obra pictórica de Rafael Cortiella:

CORTIELLA Y SU PINTURA


Tebeosfera. El gran muestrario gráfico.

jueves, 15 de agosto de 2019

CORTIELLA, UNA FIRMA RECORRE EUROPA




Hubo un tiempo en el que las imágenes que miraban al público europeo desde los quioscos eran obra de españoles. En Reino Unido, en Francia, en Países Bajos o Alemania, en toda Escandinavia... miles y miles de revistas de historietas, novelas de quiosco y otros productos para el entretenimiento, llevaron portadas de españoles.
Prieto Muriana, Jordi Penalva, Manfred Sommer, Ángel Badía, Noiquet, Longarón, Boada, Fernando, Breá o Cortiella fueron firmas muy habituales en portadas de este tipo de productos, la mayoría de las cuales jamás pudimos apreciar en España. Rafael Cortiella es solo un ejemplo de esos autores que crecieron en la industria española de los tebeos de los años cincuenta y que dieron el salto a los mercados exteriores; en su caso, recorriendo todos esos mercados, de una punta a la otra de Europa.

Fernando Rodil, avezado estudioso riojano de la historieta, ha pasado varios años entrevistando y recopilando los trabajos de Cortiella, de modo que ahora, gracias a él, podemos hacer un recorrido por su opera omnia, disponiendo además de ejemplos gráficos de todos sus aportes a la historieta y la ilustración. Con este repaso a la obra de Cortiella obtenemos un ejemplo de lo muchísimo que se trabajó para otros editores y de lo mucho que nos queda por conocer de nuestros autores:

CORTIELLA. UN DIBUJANTE EN CIEN INDUSTRIAS

La imagen de cabecera de esta entrada corresponde a una ilustración publicitaria de Madelman, la cual vincula la pasión inicial de Cortiella por los tebeos (sobre todo los de Hazañas Bélicas), su labor como portadista (en miles de tebeos o novelas de guerra) y como ilustrador publicitario en el final de su trayectoria profesional.

Tebeosfera. Ilustrando nuestro pasado.






viernes, 9 de agosto de 2019

VIÑETAS DE MIL AMORES




¿Cuántas veces se puede narrar el enamoramiento? ¿Mil veces? ¿Millones? La respuesta es sencilla: infinitas veces. Porque el cuento de la transformación (en este caso, del apasionamiento) es el relato en torno al cual pivotan todos los demás. Nunca nos cansamos de él. En los tebeos, esas transformaciones, han dado lugar a los grandes géneros y, a los chicos, el romántico se nos antoja el más repetitivo. A ellas les aburre el de acción ¡Siempre es lo mismo!
En efecto, lo es. Pero funciona. Y en el ecuador del siglo XX se demostró con creces en la industria británica del cómic, cuando comenzaron a brotar libritos y revistas con cómics de amoríos que crecieron como la espuma. Tanto, que sus editores tuvieron que reclamar dibujantes del extranjero, y los que mejor funcionaron fueron los españoles.
En este artículo se da repaso a aquella florescencia romántica, en miles y miles de tebeos que salían semanalmente contando historias de amor dirigidas a un público adolescente femenino. Bernárdez y Barrero ponen la tilde, además, sobre la participación española en ellos, que fue masiva:

EN ALAS DEL ROMANCE

Tebeosfera. Enamorados de los cómics.




lunes, 5 de agosto de 2019

ESPAÑA DIVIERTE A ALEMANIA




Conocemos pocos cómics llegados de Alemania, salvo por alguna serie emblemática como Fix und Foxi, que no dejaba de ser una variante de las muchas historietas de animales antropomorfos que Disney distribuyó por Alemania tras el final de la II Guerra Mundial y que calaron hondo entre la población de la República Federal. Allí, los reyes de los tebeos fueron Mickey, Donald y otros personajes dirigidos al público infantil que, llegados los años sesenta, serían dibujados en gran medida por italianos y por españoles a través de agencias.

Es interesante ver cómo surgió un mercado nuevo que generaba pingües beneficios entre editores, agentes y autores y que arrastró a muchos de nuestros dibujantes de historieta entre el ecuador del siglo XXI y años recientes (como por ejemplo, Carlos Giménez, autor de la imagen que encabeza esta entrada). Y es ciertamente triste comprobar qué poco los conocemos...

Alfons Moliné solventa en parte esta tristeza con este repaso a la aportación de españoles al mercado alemán de tebeos para niños:

LA LLAMADA DEL NORTE

Tebeosfera. Ningún niño sin sonrisa.


lunes, 29 de julio de 2019

LA OPORTUNIDAD DE LAS AGENCIAS




La industria española de la historieta fue boyante durante los años cuarenta, o eso se cuenta. Más lo fue durante los cincuenta, y desde luego cuando más se distribuyeron por nuestro país fue en el comienzo de la década de los años sesenta. Pero las condiciones de trabajo no iban en paralelo a la enorme difusión y popularidad de los tebeos. Algunos autores que se aventuraron fuera de nuestras fronteras y probaron suerte en otros mercados (en Latinoamérica, en Estados Unidos, en Europa) descubrieron que allí se trabajaba en mejores condiciones y se cobraba más. Eso era tentador, pero… ¿cómo llegar a esos editores?

Antoni Guiral, uno de nuestros mejores estudiosos de los tebeos conoce bien ese periodo, en el que unos intermediarios llamados agencias se encargaron de tender puentes entre el talento de nuestros autores y la avidez comercial de los editores extranjeros. El resultado fue una salida masiva de arte español hacia otras industrias y otros tebeos de los que apenas sabíamos nada entonces (y de los que poco sabemos ahora).

ÉXODO DE VIÑETAS

Tebeosfera. Intermediarios de la historieta.

martes, 23 de julio de 2019

TEBEOSFERA 11 EN LINEA




El verano llega con otro nuevo número de Tebeosfera, el duodécimo (numerado como 11, porque hubo un número 0) y en esta ocasión va dedicado a los autores que emigraron profesionalmente a los mercados extranjeros y cuya obra apenas hemos podido recuperar. Un ejemplo claro es la obra del recientemente fallecido Rafael Cortiella, autor de la imagen que encabeza esta entrada.

Va a ser un número interesante porque habla de una memoria artística desaparecida y de unas firmas poco conocidas por el público actual, pero no con menos calidad que la de sus contemporáneos.

Para comenzar abriendo boca, el sumario del número está aquí:

https://revista.tebeosfera.com/sumario/11/

Y el editorial puede leerse en este enlace.

Tebeosfera. Abriendo horizontes.

lunes, 8 de julio de 2019

EL FIEL DE LA BALANZA


Nada mejor para soportar los rigores del verano que una refrescante lectura estival, y para ello nuestro director, Manuel Barrero, reseña tres tebeos recientes de dos jóvenes sellos editoriales: Lo que la noche sabe (Navona), Howard P. Lovecraft. El escritor de las tinieblas (Oberon) y Llegará el invierno (Navona):

EL FIEL DE LA BALANZA

Tebeosfera. Reseñas equilibradas

lunes, 24 de junio de 2019

CAVA Y SU GUION




Con Felipe Hernández Cava cuajó una idea que latía en los corazones de los que amaban los tebeos y querían hacer cultura del medio: construir una gramática nueva y eficiente libre de etiquetas. Por eso no se puede decir que Cava escribió historieta protesta o tebeos para adultos, ni ha hecho cómic posmoderno ni novela gráfica. Hace historieta con mayúscula. Historieta, o sea.

Su fuerte es la síntesis, que ha usado muy bien para rescatar ecos de la memoria con afán por derribar lo ilusorio. Le va el relato seco y pausado, siempre fuertemente documentado aunque no se note mucho, el cual suele derivar hacia el lado amargo. En esta revisión del guion característico de Cava que ha hecho nuestro colaborador Jesús Gisbert se aportan algunas claves sobre las historietas que hace el autor de El artefacto perverso y les aseguro que es muy conveniente leerlo.


EL GUION DE FELIPE HERNÁNDEZ CAVA

Tebeosfera. Autores en esencia.


lunes, 17 de junio de 2019

LA TRAVESÍA DEL CÓMIC

Con el artículo de hoy, concluye este largo (esperemos que no tortuoso) camino con el que hemos recorrido variadas sendas en cuanto a las posibilidades didácticas del cómic. Ciertamente, si atendemos a la integración protípica de un doble código artístico, textual e icónico, cabe concluir que la lectura de historietas permite entrelazar el placer lector y el goce estético, por lo que los docentes tienen ante sí una apasionante oportunidad para desarrollar un diálogo fértil con la literatura.

Siguiendo, precisamente, esta metáfora del viaje, Jerónimo Méndez Cabrera (Florida Universitària) nos propone un acercamiento al concepto de las geografías literarias a partir del añorado Jiro Taniguchi y su magna obra Aruku Hito (1992). Y lo hace, además, con admirable destreza al perfilar la narrativa gráfica del mangaka más europeo de todos como modelo de deriva poética que posibilita la construcción de un no-relato que, a su vez, abre las puertas a un enfoque interdisciplinar: en su deambular, Taniguchi subjetiviza el espacio de manera que, desde cierto prisma del pacto ficcional, el docente puede establecer vínculos con respecto al planteamiento experiencial de la ciudad.

Pasen y circulen sin prisas:  
Tebeosfera. Caminante, no hay camino, se hace camino al leer cómics.

miércoles, 12 de junio de 2019

EL CANTAR DE AGLAÉ




En pleno siglo XXI, los cuentos de hadas no son lo que eran. Las niñas ya no quieren ser princesas, y los príncipes ya no son azules. Toca replantearnos los roles habituales de género en este tipo de historias.
Héctor Tarancón reseña El cantar de Aglaé, un cuento de hadas posmoderno en clave feminista obra de la autora francesa Anne Simon:
LA FUERZA DEL DESTINO

Tebeosfera. Princesas 2.0

lunes, 10 de junio de 2019

BUENOS TIEMPOS PARA LA LÍRICA (Y LA HISTORIETA)



El tema de las lecturas obligatorias ofrece un marco de debate muy sugestivo: por un lado, es razonable pensar que el canon de clásicos debe ser conocido puesto que representa lo mejor de una tradición cultural y enriquece la formación del alumnado; por otro lado, en ocasiones dichas obras referenciales representan un escollo complejo para unos receptores que no siempre cuentan con la competencia necesaria para asimilarlos como corresponde, con lo que acaban por ser mal digeridos y a menudo conducen a una visión negativa de la lectura de por vida. Detrás de todo esto, salta a la vista, se encuentra el problema del fomento lector y, por extensión, de la interpretación crítica de los textos derivada de una lectura atenta.

En el texto que hoy promocionamos, Laura Palomo Alepuz, profesora de la Universidad de Alicante, nos presenta, precisamente, una propuesta de taller en el contexto del Grado de Educación Primaria que bien podría servir como modelo para acceder a los clásicos literarios con el cómic como incitador, sin que ello obste para reconocer, también, el valor específico autónomo de cada artefacto analizado. Así, la articulista, mediante una metodología activa, parte de Lorca. Un poeta en Nueva York (2016), de Carles Esquembre, para establecer una ruta que conduzca a la comprensión crítica de Poeta en Nueva York (1940, aunque escrito entre 1929 y 1930), de Federico García Lorca. Esta senda placentera, además, pone de relieve que poesía e historieta comparten algunas peculiaridades que, al menos potencialmente, podrían propiciar intersecciones cautivadoras (por ejemplo, si espejeamos la asociación de ideas de aquella en la solidaridad icónica), de lo cual los historietistas españoles han ofrecido numerosas muestras sublimes, desde Antonio Altarriba y Luis Royo hasta Laura Pérez Vernetti.

"Solo el misterio nos hace vivir", pero en este caso es mejor que lean el artículo y, quién sabe, tal vez desentrañen algún arcano:   
Tebeosfera. Tebeo que te quiero tebeo.

jueves, 6 de junio de 2019

EL MUNDO CLÁSICO EN VIÑETAS





¿Quién dice que la enseñanza y el aprendizaje tienen que ser aburridos? ¿Es posible divertirse enseñando? ¿Y aprender divirtiéndose? ¿Tiene el cómic algo que aportar a profesores y alumnos?

Manuel Barrero reseña la nueva edición de El mundo clásico, primer volumen de una obra de mayor recorrido del profesor de educación secundaria e historietista Pedro Cifuentes titulada Historia del arte en cómic, que fue lanzada previamente por el propio autor mediante financiación colectiva y que, dado el éxito obtenido (que ha superado todas sus expectativas), ha decidido finalmente confiar a Desperta Ferro Ediciones.

Pasen y lean:
LA LETRA CON VIÑETAS ENTRA

Tebeosfera. Enseñar deleitando