domingo, 8 de mayo de 2005

Repaso a la prensa: Summers, Simpsons, Pekar, Capitán Nadie, El Quijote y Azcona

Groening y los suyos

La prensa de la semana nos ha deparado algunas perlas biográficas, alguna publicación inesperada y alguna esperada exposición.Por ejemplo, El Mundo / Andalucía, del día 30 de abril, sábado, en su sección "Presencias Andaluzas" nos obsequió con un artículo largo sobre Manolo Summers. Escrito por Víctor Márquez Reviriego, el texto es jocoso antes que biográfico, pendiente de la anécdota y de la ocurrencia. Pero recuerda los tiempos de Manolo y Chumy Chúmez en Hermano Lobo y también a su padre, Francisco Summers Isern, que firmaba com Bradley en Muchas Gracias y Buen Humor.
Dibujos de otro tipo, animados, son los que fueron noticia para el suplemento The New York Times que traduce El País. El jueves, 5 de mayo, hablan de que Los Simpson alcanzan ya los 350 episodios con este titular: "Una serie concebida en 15 minutos ha durado 17 años". Es innegable el éxito y la calidad de esta producción animada hija del genio de Matt Groening y James L. Brooks. La Fox puede estar bien contenta: han ganado cerca de mil millones de euros, según informa David Carr.
Y otra vuelta de tuerca a la caricatura, en este alejamiento de la historieta en que hemos incurrido con la noticia anterior: El Mundo, el mismo jueves, nos hablaba de la dimisión del jefe de seguridad de Canal Plus (Francia) Gilles Kaehlin. Lo mencionamos aquí porque ek ex agente de los servicios secretos se le acusa de espiar a varios trabajadores de la cadena, entre ellos al creador de los famosos "guiñoles", Bruno Gaccio. Aparentemente, en Francia la presencia sardónica y ácida de estas caricaturas tridimensionales tiene un peso significativo en la opinión pública. En España lo va teniendo ¿eh?
El Diario de Sevilla del jueves 5 nos aconsejó con tres estrellitas de esas tan enojosas la película American Splendor, de los directores Springer Berman y Pulcini, que por fin estrenan en salas comerciales pese a que la película es de 2003. Manuel J. Lombardo, el reseñista, dice en esta ocasión, con buen criterio: "Es en este ejercicio narrativo metalingüístico y cruzado donde habremos de encontrar los mayores logros de una cinta que, por otro lado, y como es ya costumbre en el cine norteamericano independiente exportado desde Sundance, nos vuelve a dibujar un paisaje desvaído y anodino de fracaso y marginalidad que nos resulta ya bastante conocido". El periodista echa de menos, dice, una mayor acidez de discurso que compense esa inevitable tendencia a la excesiva empatía con el personaje. Razón tiene.
En el mismo diario nos sorprendió el titular "Sevilla ya tiene a su superhéroe (de ficción)". Se refiere al personaje Capitán Nadie, creado por José María Carrasco, jovencísmio escritor que presentó su primera novela en la Feria del Libro de Sevilla, titulada precisamente así: Capitán Nadie. Se reproduce la noticia porque tiene su interés comprobar cómo se han transmutado en personajes vulnerados por lo real aquellos héroes para la evasión que fueron lectura de los que ahora entramos en la madurez:
"Ayer se presentó en la Feria del Libro, su primera novela, 'Capitán Nadie', una historia de un superheroe muy cercano a la realidad y distanciado de los estereotipos de los cómics.GRAN aficionado a los superhéroes de los cómics, José María Carrasco (Sevilla, 1968) siempre los ha encontrado faltos de realismo, "grandes poderosos y ajenos a lo cotidiano", así que desde hace varios años le estuvo rondando por la cabeza escribir una novela en la que el protagonista (en este caso Paquito Ramírez), un joven animador de fiestas, se convierte en un auténtico héroe al participar en la detención de una banda de atracadores de un barrio sevillano. Ésta es la historia que nos cuenta José María en su libro Capitán Nadie (Edebé), que ayer se presentó en la Feria del Libro. "Yo solía inventar mis propios personajes y un día me pregunté si podría existir un superhéroe en nuestro mundo, ¿cómo sería?" La idea de Capitán Nadie terminó de cuajarse durante la grabación de un corto, otra de las aficiones de este escritor sevillano. "Eso fue en el verano de 1998, pero mis primeros garabatos de Capitán Nadie en algunas libretas tienen fecha de 1993". George Lucas es uno de sus "contadores de historias" favorito, quedando marcado en su infancia con Las Guerras de las Galaxias en 1977. En una etapa en la que se encontraba desempleado, Pepe -para sus amigos- decidió dar un giro a su vida y empezó a escribir durante cuatro meses esta novela "para todos los públicos". Coincidiendo con el cuarto centenario del Quijote, este novel escritor confiesa que el protagonista de su novela tiene mucho que ver con el personaje de Alonso Quijano."
Últimamente todo tiene que ver con El Quijote...
En El País del viernes, día 6, se nos invocó con el titular "Dibujantes y diseñadores gráficos dan su visión de los personajes del 'Quijote'". Recuerda, la noticia, las dos exposiciones que hasta finales de agosto estarán en el Museo de Santa Cruz de Toledo. La una, Otros Quijotes, agrupa a medio centenar de diseñadores que reinventan al caballero de la triste figura mediante carteles y diseños. La otra, Lanza en astillero, se compone de la obra de una veintena de historietas que han hecho, así, una versión en cómic de El Quijote. Dice la periodista, Isabel Salvador: "entre ellos [los historietistas] los que renovaron la historieta española de los años ochenta, como el caso de Luis Durán". El libro de cómics resultante hace las veces de catálogo de la muestra. Una iniciativa digna de aplauso la de Jesús Moreno (a quien le solicitamos servicio de prensa desde aquí).
El índice del tebeo (autor, su capítulo) es como sigue:- Fernando Vicente (imagen de cubierta)- Filipe Abranches: Roderas de muerte- Pablo Auladell: Clavileño, el Alígero- Miguel Calatayud: De carreteros, cocheros o diablos- Marta Cano: Espejismos- Denis Deprez: De vejigas, turbas y farsantes- Lorenzo F. Díaz / Esther Gili: De títeres, maeses y retablos- Luis Durán: Agonía- Anke Feuchtenberger: Figuras aún más tristes- Toni Garcés: Ilusiones- Jorge González: De voluntades postreras- Andrés G. Leiva: Un escuadrón fantasmal- Raquel Jiménez / Luis Manchado: El cuerpo muerto- Max: El amador más leal de su señora- Micharmut: De puercos y lancerías- Carlos Nine: De venteriles razones- Miguel Ángel Ortiz / Álvaro Ortiz: El Carro de la Muerte- Pere Joan: Flor de la Caballería- Miguelanxo Prado: De licencias, desafíos y malos talantes- Stefano Ricci: De unos días en la vida de Rocinante, tras la muerte del hidalgo- Karim Taylhardat / Francisco Marchante: De sus aladas pezuñas-
Hoy, domingo, El País incide en otra biografía, la de Rafael Azcona, a quien todos tenemos asociado al cine pero que comenzó como humorista allá por los años cincuenta en La Codorniz. Repasa su vida Miguel Mora (en la sección 'La Cultura'), y nos aclara que en sus duros comienzos se cobraba en La Codorniz, por texto, 45 pesetas, por chiste, 40 pesetas. Azcona medró a amor de Mingote, ese genio, que fue quien le introdujo en la publicación. Recuerda en el artículo a Tono, a Neville y comenta cómo aceptó su primer libro de su personaje el Repelente niño Vicente, para Taurus, que le sedujo con 5.000 pesetas de las de entonces (lo más parecido a un pacto con el diablo). Del texto, a toda página y cinco columnas, la mitad va dedicado al humor y los humoristas. Gracias, Azcona, majo.
No tan agradecidos estamos por la ausencia, en El Mundo de ayer, de la viñeta de Guillermo, sustituida para ubicar una vertical de Gallego y Rey. Hoy tampoco sale Guillermo, sigh.
Pero sí, en Magazine, un recordatorio de que Titeuf es el amo de las ventas en Francia, anunciando de paso la salida en España de La ley del patio. La obra de Zep, imprescindible.

Informaron: Manuel Barrero y Lombilla

No hay comentarios: