lunes, 13 de junio de 2005

Repaso a la prensa. Feria del Libro, Saló del Còmic, coleccionables.

Dos caras: la de Francisco Ibáñez de chico y la de otro cara.

Hay humoristas que a veces da gusto y que a veces da disgusto leerlos. Pasa con Martinmorales. Hace pocos días reflexionaba sobre la Feria del Libro disponiendo a un ‘negrito’ al pie de un top manta, vendiendo lo que podrían ser ‘libros piratas’. El chiste se las traía, porque de él podía hacer lectura graciosa tanto un intérprete de que la cultura del libro se había devaluado hasta ese punto como el xenófobo que entiende que hasta nuestra cultura va siendo ‘invadida’ por el inmigrante. Pero Martinmorales es un genio; es lo que tiene. Y en la viñeta del lunes 6 de junio (ABC), que también versaba sobre la Feria del Libro, dispuso otra llamada de atención a la devaluación de la cultura: en una caseta espera para firmar Cervantes y en la otra firman Sancho y el Quijote. Cervantes está sólo mientras que sus ingeniosas creaciones abundan en cola. Ay, signo de nuestro tiempo, que reconoce valor y corporiza lo ficticio y deja de lado al demiurgo. De vez en cuando viene bien recordar que la cultura no se hace con iconos.

En los papeles se volvió una y otra vez sobre la Feria del Libro. En El País del lunes 6 de junio nos recordaron que firmaban aquel día Alí Lmrabet y Alejandro Jodorowsky. No nos recordaron sus carreras vinculadas al humor gráfico, en el caso del marroquí, o a la historieta, en el caso del chileno. Ya intuíamos.

Sin embargo, fíjate tú qué cosas, sale la biografía de A.J.A. Symons sobre Frederick Rolfe, el ‘barón Corvo’ y nos lo relacionan con los tebeos en la prensa. Symons, autor dotado que murió demasiado joven (1900-1941), en 1934 decidió dar una vuelta de tuerca al género biográfico y ensayó un nuevo modo de acercarse al personaje: el biógrafo se introdujo en la biografía. Pero no nos llamó la atención sólo este homenaje al ‘quest’ sobre la escurridiza vida de un hombre cuyos pasos terminaron en Venecia, sino la lectura paralela que el autor de la reseña literaria dedica a Corto Maltés, personaje de historieta que también vivió una 'Fabula en Venecia'. Muy atinado ha estado el comentarista, Ignacio F. Garmendia, hermano de otro Garmendia que dedicó sus años mozos a renovar la historieta sevillana, que demuestra de este modo una sutileza cultural que no es habitual invitada en las páginas de Diario de Sevilla (6-VI-2005). El barón Corvo aparecía en aquél tebeo de Hugo Pratt, lo cual Garmendia aprovecha para rememorar el amor que emanaban de aquellas páginas de historieta: «he recordado, con cuánta gratitud, aquellas horas lejanas. Aún fantaseaba uno con abandonarlo todo para echarse en brazos de la aventura, siquiera fuese para conocer a esas muchachas esbeltas de ojos soñadores [en] aquel tiempo sin tiempo de la felicidad. Eso, y una cierta inclinación a la melancolía, que entonces era impostada y ahora, claro, ya no lo es tanto». Precioso.

El día 7 de junio seguía coleando el comentario sobre la manifestación contra la negociación con ETA anunciada por Zapatero. Víctor de la Serna, a quien a veces hemos tenido en estima, se despachó ese martes con un insulto torpe a un humorista gráfico. Dejó escrito en su columna ‘Hojeando / zapeando’, sobre el modo en que La Vanguardia emitió sus noticias y opiniones al respecto de la manifestación popular, lo siguiente: ‘En el diario catalán, por encima de la fotito de la cabecera (la del PP, no la de la AVT), una tira de dibujos con increíble mala baba, de Toni Batllori, reproduciendo los eslóganes del acto y recalcando: «Ni una vez la palabra paz», a lo que contestaba una voz en off: «No, claro».’ Pues puede que tenga usted razón, De la Serna, por aquello de que si no se deja de matar o ya amenazar, no cabe postura de diálogo, pero la manifestación no pudo ser (por razones físicas elementales) de más de 240.000, que es cifra que le ha creado a usted mala baba. Y, por otro lado, una tira humorística es OPINION en un diario, parece usted olvidarlo, o no creerlo, o no saberlo. Batllorí tiene tanto o más derecho que usted a expresarse. Generalmente lo hace sin mala baba. Como en esta ocasión. ¿Usted hace opinión en su columna o babea generalmente?

Otra irritación nos vino al contemplar, de nuevo, en el ABC del martes (7-VI-2005), en el que se celebraba el galardón que organiza cada año la galería sevillana «NuevoArte», concedido hace poco a Tomás Pariente. En esta ocasión salen en la foto, la directora de la galería, Paz Nosti, el plagio, en el centro, y el plagiador, a la derecha. Reproducimos foto de los elementos vergonzantes. La obra se halla expuesta junto al resto de obras seleccionadas hasta el 20 de junio en la calle San Vicente, 32, de Sevilla. Quienes deseen denunciar el plagio que Lombilla descubrió en este Tebosblog [>] pueden hacerlo dirigiéndose a: cartas.sevilla@abc.es. Nosotros ya lo hicimos.

Cambiando de tercio, el cómic interesó a los periodistas de El País el martes 7 de junio porque un chiquillo de 12 años había elaborado una versión de ‘El Quijote’ en cómic. La versión está a la altura de un chiquillo de 12 años. Lo que no está a la altura es la noticia (a cuatro columnas, con foto) sobre un hecho que no es inaudito, pues muchos niños de esa edad han hecho cómics burdos acordes con la destreza infantil. La obra se titula Bily de la Mancha y, bueno… ¿es esto una noticia relevante en la sección ‘Aulas’? Quizá no había otras ‘noticias’.

En los papeles seguimos viendo a los intelectuales que propugnan un partido ante la ‘deriva catalanista de PPC y PSC’ y que entienden que Esquerra observa maneras de ‘la extrema derecha’. Entre ellos, recordamos, se halla Iván Tubau, nuestro mayor y mejor investigador sobre humor gráfico español. Hay quien se ha atrevido a desacreditar la estatura intelectual de los miembros de este grupo. Parece mentira que resulte tan sorprendente que un grupo de personas disienta ahora, cuando realmente hace falta, de las obsesiones ‘nacionales’ de ciertos políticos catalanes. ¿Tanto molesta que se muestre un desacuerdo? En Diario de Sevilla y en El Mundo del día 8-VI-2005 reflejaron el descontento de los republicanos catalanes, que los tacharon de ‘lerrouxistas’ y desacreditaron sus cualidades. Lo dicho.

El 8 de junio volvimos a la Feria del Libro Madrid. En El País se publicaron algunos datos facilitados por el Observatorio de la Lectura correspondiente a 2003: disminución en las ventas de libros (20.000 euros menos de facturación en tres años, lo cual no parece alarmante) y cierre de librerías (esto sí que lo es: un tercio de los asociados a la Asociación de Librerías-Papelerías de Madrid cerraron en 2004). Esto nos debe hacer reflexionar sobre la estructura de la industria del cómic en España, relegada en su venta a un conjunto de librerías especializadas que, si sigue este descenso en los niveles de lectura, terminarán también cerrando. Los que optaron por vender cartas y figuritas saben bien que eso les sostiene sus negocios. Triste sino, vender plástico y resina para sustentar la lectura.

Al hilo de lo anterior vino la noticia de la que se hicieron eco en El Mundo del mismo día: la unión de nueve sellos menores para hacer frente a las grandes editoriales de libros españolas. Se trata de Puzzle, a la que se ha unido la editorial de historietas y humor El Jueves, tal y como informamos hace unos días en este blog. El Jueves editará bajo el sello Puzzle cómics de bolsillo de 19 x 12 cm., con los mayores éxitos de El Jueves a un precio muy competitivo. Ya se ha hecho esto de miniaturizar la historieta para vender más. No le conviene al medio. Cuando se miniaturiza un libro se reduce el número de líneas por páginas, no el paso de la fuente de letra. Cuando se reduce una página de historieta todo se reduce. Y desmontar la obra no son maneras. No dejaremos de insistir.

El viernes, por fin, un periódico dedicó parte de sus contenidos a la magna fiesta de los tebeos española: el Saló del Còmic de Barcelona. En Cultura, El Mundo (10-VI-05) publicada una entrevista a Ralf Köning, uno de los más inteligentes historietistas / humoristas del panorama actual, que ha hecho de su obra militancia por la ‘causa gay’, si es que así puede llamarse. En la entrevista demuestra saber por dónde pisa y tener las cosas claras sobre cómo un heterosexual enfoca la manera de entender las relaciones de un homosexual. Parte de la entrevista, naturalmente, deriva hacia las bodas entre homosexuales, tema en candelero. Luego, más abajo en la misma página (la 65), Sergio Muñoz publica un artículo sobre el ambiente del festival barcelonés, donde destaca el afán coleccionista de los visitantes, retrata a los nostálgicos, a los friquis, a los adolescentones, a los jugadores de cartas, a los gamberros, a los greñudos y a los de más de 30 que busca ‘el primer número de Conan el Bárbaro’. Pues vaya imagen. Gracias, Muñoz, majo.

Nos sorprende no hallar más sobre el tema. Sobre el Saló, digo. En el suplemento nuevo-y-super-juvenil-que-te-cagas de El País, EP3, no dedican una línea al evento (¿!!?), aunque se permiten recordar que saldrá un computajuego de Batman Begins y que se están distribuyendo nuevamente los cómics de Star Trek (¡sopla, notición!).
En el resto de papeles, poco más. En El País del sábado, 11-VI-05, encontramos un Decálogo para la lectura no firmado que reproducimos aquí, convenientemente modificado para ajustarlo al mundo de las viñetas, con el fin de que los mismos periodistas lo consulten y hagan de su capa un sayo:
1. Dejemos que los jóvenes lean y escriban historietas desde que son pequeños
2. Respetemos sus aprendizajes. Leamos con ellos (sin vergüenza) y comentemos juntos lo que estamos leyendo
3. Evitemos interrogarles sobre lo que no han entendido
4. Leer y escribir (y dibujar) diferentes textos o historietas es la mejor manera de aprender, aun equivocándose
5. Valoremos que, cada uno, a su ritmo y con las posibilidades que le brindan sus experiencias, desarrollan sus capacidades
6. Propongámosles situaciones en las que necesiten usar el mundo escrito o / y los montajes e iconos propios de la historieta o del humor gráfico.
7. Leer a historietistas diversos y escribir y dibujar para lectores específicos
8. El silencio (no impuesto) es un contexto apropiado para leer.
9. El aprendizaje no empieza ni acaba en la escuela o la biblioteca
10. Escribir y dibujar mensajes e historias desde pequeños es una apasionante manera de llegar a ser grandes lectores (de todo).

En el Babelia de ese día tampoco asomó el cómic por los vericuetos de la cultura. Es más, cuando se dio la reseña de la exposición Occidente visto desde Oriente, pese a ser generosa, ni se citó la presencia allí de la obra de Marjane Satrapi, historietista singular que ha denunciado la discriminación de la mujer iraní / iraquí con su obra que expone en esta muestra un mural.

Lo único destacable nos lo trajo El Mundo, el día 10, un artículo en el que se repasaban los premios del Saló del Còmic de Barcelona, el titulado: “Tributo al cómic social de Carlos Giménez”, que acompañaba foto del autor, circunnavegada por texto de Matías Nespolo. Giménez recuerda que fue uno de los primeros dibujantes (después de Luis García, aclaramos) en narrar historietas de crónica social en España. Por ello y por su trayectoria posterior se le concedía el día 9 el Gran Premio de Honor del Saló del Cómic dotado con 6.000 euros. Cita el periodista algunos de los otros premios en esta noticia: Mejor Obra y Mejor Guión de 2004 para Miguelanxo Prado por La mansión de los Pampín, Mejor Autor Revelación para Raquel Alzate (dibujante de Cruz del Sur), Mejor Obra Extranjera para Jimmy Corrigan, Mejor Revista para Míster K (El Jueves) y Mejor Fanzine para BDBanda (Kike Benlloch). La verdad es que estamos muy de acuerdo con los premios. Si hubieran ganado algunos de los otros candidatos, sobre todo los avecindados, era para echarse a temblar… El resto de las dos columnas de la noticia van dedicadas a glosar los logros de Giménez y de Prado, que con su obra también traza una crónica social de la Galicia profunda (sin duda en un excelente momento: en la evidencia de que aún los dinosaurios dominan el hórreo).

La Razón, el periódico ese tan… suyo, dedicó toda una página a la historieta en su número del domingo (12-VI-05). Un acercamiento singular, además: Primero, porque publicaba una entrevistilla a Köning, quizá el autor más ajeno a la filosofía editorial de este diario debido a su defensa a ultranza de los derechos de gays y lesbianas. Las preguntas, de Víctor Fernández, eran buenas, además. También el mismo periodista escribía sobre Achdé, el dibujante continuador de la saga de Lucky Luke, que puso el dedo en la llaga al señalar que el mercadeo está comenzando a superar en ventas a los mismos tebeos en los que se inspira. Un tercer artículo de esta página descubría la parte más desafecta de Carlos Giménez, pues de la entrevista que le practican destacaron que su inercia actual como historietista es vocacionalmente ‘irracional’, que el ‘cómic está muerto’, que ‘los dibujantes no cobran’, que ‘ni siquiera los editores ganan dinero’… Hombre, siendo así, no se entiende cómo se puede organizar un Saló con tantísimas novedades editoriales. Quiero decir, se entiende que los autores no ganen, pero que no ganen los editores… Va a ser que no. A continuación declaran Prado, Alzate y Mikel y dibujan un panorama otro. Más optimista.

El País no dedicó una sola noticia al Saló del Còmic durante el fin de semana. De hecho, en el artículo sobre Juan Gris (con exposición en el Reina Sofía desde el 22 de junio al 19 de septiembre) que publicaron en el EP[S] ni rememoraron un poquitín su trayectoria como humorista gráfico. Sí lo hicieron en Magacine, semanario de la competencia, sin embargo. Al menos citaron Madrid Cómico.

El coleccionable de El Mundo

Otro tanto se puede decir de El Mundo, que no se acordó del ‘evento cultural’ de Barcelona pero sí de ‘promoción mercantilisticocultural’ que se hace de cara al verano con la historieta como excusa: Las mejores historietas del cómic español. Fíjense que hasta el suplemento semanal se llenó de mortadelos en los puntos y aparte, e Idígoras y Pachi cambiaron su tira cómica de sitio para ubicarla en una creación de Ibáñez: el 13 Rúe del Percebe. Este lanzamiento de El Mundo consiste en una antología de ‘los mejores tebeos españoles de todos los tiempos’ (según se lee en la carpetilla promocional), que se hace ‘con una presentación de lujo’ en ‘una colección única’ (igualmente), que resulta ser una ‘edición coleccionista’ (p. 24 del diario, 12-VI-05) y, ojo, una ‘colección inédita de 40 volúmenes’ (p. 25). ¡Inédita!
Bueno, bueno, tranquilos. De inédita, nada. De coleccionista, menos. De lujosa, un pelín. Según se expresa en las páginas 64 y 65 del diario, serán libros compilatorios de historietas que fluctuarán entre las 144 páginas (los de Mortadelo y Filemón) y las 192 (el resto), en papel de 80 gr. (o sea, el de toda la vida), por dos euros (más cupón), los domingos, lunes y martes (como es habitual, para ‘fidelizar’ al lector), de 21 x 14’8 cm. (o sea, a reducido tamaño). Total: 5.700 páginas. Y seguimos acumulando papel. Es la estrategia acostumbrada: usamos y reusamos fondos editoriales que logramos a bajo coste. Además, la variedad que prometen es ilusoria, pues de los 40 volúmenes sólo uno (1) es de 13 Rúe del Percebe; sólo uno (1) será de Rompetechos; sólo uno (1), de Pepe Gotera y Otilio; sólo uno (1), de Botones Sacarino; en el resto se van alternando Superlópez, Zipi y Zape y Mortadelo y Filemón. Lo de siempre, o sea.
¡Qué razón demuestra tener Ibáñez cuando sentencia, en la página 65 del diario, donde le entrevistan, que «La gente quiere Mortadelo y Filemón y hay que darle Mortadelo y Filemón». De Ibáñez, además, publican foto de chico en el suplemento semanal. Arriba la tiene el interesado.

Vuelvo a preguntarlo: ¿Tanto trabajo cuesta llegar a un acuerdo entre un diario y un editor español, o un grupo de editores españoles, para publicar una colección de tebeos realmente ‘interesante’. Ya no digo inédita, digo interesante. ¿Tan caro resulta rescatar, pongamos, la colección de Ikusager para los lectores de hoy? ¿No podría Glénat o Norma, sellos con gran fondo, hablar con los de los diarios para sacar una coleccioncilla de buenos libros de historietas españolas? No digo que los de siempre sean malos, pero son los de siempre. No sé, por ejemplo, y ya que hay ganas de rescatar la memoria histórica y de revisionismo: ¿qué tal una colección de libritos con las obras de Giménez ambientadas en la posguerra? Es Gran Premio de Honor del Saló, es Yellow Kid, es Medalla de las Bellas Artes. O, ya puestos, ¿qué tal alguien que saque a la luz otros clásicos de nuestra historieta, los Blasco, Freixas, Coll, Raf, Quesada, Figueras, Vazquez, Peñarroya, algún Iranzo, Conti…?

Huy, no, que hay que pagar derechos. A lo mejor.

5 comentarios:

J Calduch dijo...

Lo de El Mundo será en Domingo, Lunes y Miércoles, no el Martes.

Igual soy demasiado optimista, pero creo que lo más importante es que este tipo de iniciativas, más desacertadas o menos, se vayan asentando en la regalotecnia de nuestro periódicos, y será así como, casi por casualidad, salga alguna buena. Tampoco parece perfecta la de El Pais, pero es bastante mejor que esta. Y con esta de Mortadelos se mejora la de hace dos años con personajes Marvel en b/n. Paciencia. Si la de El Pais sale bien, las estrategias (formatos, material a seleccionar...) pueden cambiar.

Lo que sí tengo claro es que para los veranitos piscineros siempre habrá alguna promoción mortadelera o similar. vaciones y niños, tebeos.

Tebeosblog dijo...

Estimado Calduch,
En El Mundo / Cultura, p. 64 se lee casi al pie de la primera columna: "Todos los domingos, lunes y martes llegará hasta los kioskos un nuevo libro..."
Esperemos a la primera semana a ver si es el martes o el miércoles la entrega.
Por cierto, el domingo 19, el núm. 1 gratis (con cuatro aventuras de Mortadelo), que no lo dije.

J Calduch dijo...

Es posible que ahí el artículo se equivocara. En alguna otra parte de las mil cosas que traía El Mundo ayer (¿el encarte rojo con la descripción de colección y entregas?) lei "miércoles", incluso creo que la "X" que usan para distinguirla de la "M" de Martes. Y un vistazo luego a

http://www.elmundo.es/promociones/comic2005/

(información muy completa)

confirma lo del miércoles con un calendario de a qué fecha corresponde cada entrega.

Pero el Domingo, como dices, nos enteraremos bien.

Alvaro dijo...

La propuesta está hecha y en la mesa de los diarios. Una propuesta conjunta de varias editoriales españolas con una selección bien balanceada entre clásicos de los 80 y actuales.
Pero esta colección es la respuesta más evidente a esa propuesta...

Anónimo dijo...

Neng !! que no te enteras que BD BANDA LA DIRIGE KIKO DA SILVA... ya le gustaría al Benlloch haber hecho una revista la mitad de buena que el Bd banda...