domingo, 5 de junio de 2005

Repaso a la prensa. Oroz, Popeye, Feria del libro, Universidad y viñetas, EP3, ABCD y otros suplementos


Fragmento de la portada de ABCD, cubierta del libro editado por la Universidad de Rioja, encabezamiento de la sección de Elvira Lindo

Aún inmersos en los fastos de la Feria del Libro, el lunes 30 de mayo el periódico gratuito 20 minutos propagó las hazañas del capitán Carpeto, esa suerte de Quijote del siglo XXI, cuyas aventuras fueron publicadas por entregas en el diario gratuito antes que con formato libro (edita Lengua de Trapo). El autor, Ramón Reig, sale fotografiado y declara que la obra es en esencia un folletín. También amenaza con escribir más aventuras del personaje que se vuelve loco leyendo tebeos.
Por cierto, en 20 minutos siguen Calpurnio, con su Cuttlas, Humberto, con ‘su’ Pepe Nalti, Nani con ‘Sobreviviendo en pareja’; de las caricaturas se ocupa Miguel Cerro.
Como comentamos en Tebeosblog, el día 31 ABC daba cobertura (6 páginas) a los premios Cavia, Luca de Tena y Mingote. Nos interesa este último, concedido a dibujantes de humor o caricaturistas. El premio Mingote fue instituido en 1966 y lo han obtenido algunos de los más grandes humoristas de este país: Mingote, Tono, Mena, Rioja, Máximo, Peridis, Chumy Chúmez, Summers, Armengol, Martínmorales, Madrigal, Xim… Siguen sin este premio, incomprensiblemente (o no, si atendemos a su ideología), autores como: Forges, El Roto, Ricardo, Gallego y Rey, Idígoras y Pachi… ¿O la ideología no cuenta cuando se trata del humorismo gráfico?
En esta ocasión lo gana César Oroz (Pamplona, 1968), un diplomado en Ciencias Empresariales que hace humor a diario en el espacio ‘Punto final’ del Diario de Navarra. En este ejemplar de ABC le reproducen la viñeta ganadora, casualmente de actualidad por reflejar una polémica sobre el desfile del 12 de octubre en el que Bono quiso que estuvieran representados los republicanos y la División Azul a la par. Es actual porque esa necesidad de exorcizar mediante el humor el odio recalcitrante producto de la guerra civil reverdece en otro desfile hoy, el de la manifestación de los que rechazan el diálogo con ETA (una marcha en la que ondea la bandera de las Víctimas del Terrorismo pero cuyo mástil viene sostenido por los que siguen cavando la zanja de las Dos Españas). Todo es politizable, parece. Oroz lo reconoce. Lo entrevistan en la página 58 y demuestra que tras su sarcasmo late la inteligencia: se define como bufón que prefiere no transparentar ideología alguna, dice dibujar monigotes pero todo ello por ser muy observador y hallarse enamorado de la actualidad.

El Mundo del día 31 encontramos varias noticias de interés. Una de ellas era una nueva alerta sobre lo perjudiciales que resultan para la ‘capacidad de pensamiento’ algunas series infantiles. Ya nos vienen alertando los apocalípticos de la comunicación (siempre están ahí) sobre que las nuevas tecnologías actúan en detrimento de la comunicación, por paradójico que esto pueda parecer. Así, los sms merman el lenguaje, los computajuegos incrementan el aprecio por la violencia, los chats diluyen los sentimientos de responsabilidad, internet fomenta la pereza y el asilamiento… Ahora nos vienen con que Bola de Dragón, animación generada con las aventuras del manga homónimo, tiene una estructura narrativa tal que los niños son incapaces de ubicar en el tiempo y el espacio las acciones de los personajes, al contrario que pasa con David el Gnomo, aquellos dibujos animados de bondadosos geniecillos del bosque. La conclusión procede del director del Dpto. de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Valladolid, Jesús Bermejo, que ha trabajado sobre el particular con 500 niños. El doctor extrae que los muchachos acusarán falta de atención y verán deformado su pensamiento infantil si siguen consumiendo este tipo de productos. Pues vaya.
Cabe preguntarse que conclusiones se extraerían de un similar análisis de los tipos humanos representados en la comedieta nacional de tanto éxito, como 7 vidas o Aquí no hay quien viva. Para los adultos son muy divertidas pero ¿no deformará, oh cielos, la percepción espacial o la concepción del civismo que con tanto esfuerzo enseñamos a nuestros hijos? Se podría concluir.

Cambiando del rabioso presente al colérico pasado, Rondón rememoró la figura de Helios Gómez el día 31 de mayo (El Mundo / Sevilla, p. 7) para así celebrar el centenario de su nacimiento (27-V-1907). En su artículo ‘El dibujante de los años rojos’ traza un retrato de la doble vida de este artista que hizo caricatura, historieta inédita y fundó una de las primeras agrupaciones en defensa de los derechos de autor en España. Doble vida porque Helios nunca pudo separar el dibujo de la militancia anarco comunista. O sea, contrapuso la sensibilidad para crear de la nada a la ira para destruir, para arrebatar la vida (asesinó a un capitán de su ejército en los años de la rudeza). El periodista, bien informado, cita como referencia el texto aparecido en Tebeosfera sobre Helios Gómez, un magnífico ensayo de Lombilla.

Por el ABC del día 1 de junio nos enteramos de que el Áula de Cómic de la Universidad de Córdoba organiza la II Muestra de Talentos del Cómic. La exposición fue inaugurada el día 1 en la Casa de la Juventud y permanecerá abierta hasta el día 30 de junio (de lunes a viernes, de 09:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00). La continuidad de esta exposición con el patrocinio de la Universidad muestra la cara opuesta de lo que ocurre en la Universidad de Sevilla, donde los estudiantes y algunos profesores de Bellas Artes se han manifestado contrarios a las políticas locales, que según declaran no están promocionando lo suficiente la labor de los jóvenes licenciados (Diario de Sevilla, misma fecha). Por el momento, la Universidad está interviniendo poco en la historieta y el humor gráfico en Andalucía: nada en Huelva ni en Almería, nada en Jaén, algo en Granada, gracias a los esfuerzos de Sergio García y el colectivo Veleta, en Cádiz se siguen organizando los Cursos de Verano sobre cómic con el asesoramiento de Carlos Pacheco, en Málaga ya vimos que hay interés en el seno del campus (jornadas sobre cómic gay y lésbico, reciente exposición sobre autores andaluces) y en Sevilla se ha propuesto y aceptado un máster sobre guión ficcional para el curso 2005-2006 que contempla la historieta y el humor gráfico.
Por cierto, también en Córdoba se va a impartir un curso (del 27 al 29 de junio) sobre desarrollo internacional de largometrajes de animación, que reunirá a unos cuantos expertos mundiales. Lo imparte la Asociación para el Desarrollo de la Industria de la Animación de Córdoba / Animacor, cuyo presidente es Francisco Pulido. Casualmente, también presidente de la Diputación de Córdoba. El encuentro está patrocinado por el Instituto de Comercio Exterior, en colaboración con la Asociación Española de Productores de Animación. La noticia procede de El Mundo del 4 de junio.

Con El Mundo nos regalaron el día 2 de junio El Cultural, al cual esta semana tampoco fueron invitadas las viñetas. Pero de entre las publicidades de los libros de las universidades españolas destacamos la promocionada por la Universidad de la Rioja Análisis e interpretación del cómic. Ensayo de metodología semiótica, que lleva fecha del año pasado (Universidad de La Rioja. Servicio de Publicaciones: Biblioteca de investigación, 35, 2004; 289 páginas, por 29 euros, pedidos a: publicaciones@adm.unirioja.es, teléfono: 941299187) [en la imagen que encabeza este comentario, se halla en el centro].
De un noticiero en línea de la comunidad (NoticiasRioja.com) extraemos que Miguel Ángel Muro es profesor de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de La Rioja. Su labor de investigación atiende a diferentes épocas y géneros de la literatura (Poema de Fernán González, obra de Bretón de los Herreros, novela contemporánea española) y a la vinculación de la literatura con otros ámbitos estéticos, como el cine o el cómic, con el denominador común de indagar sobre el método de acercamiento al hecho estético. Es comentarista de libros en prensa y radio.
La obra que nos ocupa se halla dividida en cinco capítulos en los que se trata ‘del cómic en cuanto a cómo analizarlo e interpretarlo, presenta una parte teórica de presentación de un método y una parte práctica de comentario. Está, por tanto, destinado a profesionales de la enseñanza y de la investigación que se ocupen de las manifestaciones narrativas hechas con dibujo y palabra. (…) el libro ofrece algunas consideraciones sobre qué supone el cómic como modalidad de contar relatos y un método, de inspiración semiótica, para estudiar cualquier cómic de forma adecuada. El cómic es, en definitiva, una forma de contar relatos mediante imagen estática y palabra escrita.’ Vaya, esperemos que sea algo más: para llegar a esta conclusión no hacían falta 289 páginas.
Fuera de sarcasmos es muy bienvenido este trabajo dado que acercamientos semiológicos a la historieta hay pocos en nuestro país mientras que en Francia e Italia hemos disfrutado de varios en los últimos años. Y resulta muy grato saber que se trata de una ‘Obra en proceso de digitalización’. A ver si es verdad que se aumenta el acervo de obras digitalizadas en Internet y esto de la cultura global va tomando ‘cuerpo’. ¿Para cuándo un organismo o grupo institución que acometa la labor de digitalizar los fondos de tebeos de la cultura española? ¿O hay que empezar como los de la Universidad de Alicante para construir cervantesvirtual.com, con préstamos bancarios?
Hum… va ser que sí.

El viernes, día 3 de junio, fue día de estrenos en la salas de cine. Uno de los estrenos fue una película de acción delirante dirigida por el actor / luchador Stephen Chow titulada Kung Fu Sión. Esta producción se caracteriza por ser genuinamente hongkonguesa, trepidante y abiertamente violenta, con interpretaciones sin depurar y más pendiente de las sensaciones que de las emociones. En realidad es uno de esos productos que se sostienen sobre la parodia, en este caso de la generalidad de producciones de artes marciales de la misma factoría cinematográfica de Hong Kong. Las alusiones a la historieta son pocas allí (a Dragon Ball sí, aunque debemos entender que es a la serie de animación). Pero el crítico de El País, J.O., a falta de otros adjetivos, califica la cinta de ‘tebeo de artes marciales’ en su columnita de la página 63: ‘película mortalmente aburrida (…) parodia del cine de artes marciales con tono de tebeo

¿Con tono de tebeo? ¿Cuál será ese tono?
También los periódicos emitieron sus opiniones sobre Astérix y Obélix contra César, la primera de las adaptaciones del personaje de bd, que fue la película francesa más taquillera de a historia hasta que se estreno la segunda parte. Los críticos no dudan en calificarla de ‘decepcionante adaptación (…) sólo Benigni entiende de verdad su personaje, Detritus, demasiado secundario’ (Federico Marín Bellón, ABC, 3-VI-05). Los demás opinaron más o menos lo mismo. De acuerdo en todo.

El mismo día, El País estrenaba suplemento: EP3, un suplementazo dedicado a la música y a temas de la juventud de hoy, con mucha publicidad entreverada y con publicación paralela en la red (en consonancia con la renovación de los espacios web de El País, que se ha convertido en referente de la prensa en línea, muy completa e interactiva). En EP3 nada se informa sobre viñetas y sólo hay una historieta –o algo- de Andrés Barzi, ese minimalista de los cíclopes que conocemos por El País de las Tentaciones.
Otros suplementos de la semana también nos hablaron de historietas. En La luna de Metrópoli, 57 (3-VI-05), reseñaban Franki, de Julio F.Mart (Produkziones Infinitas), en el mismo puesto en que reseñaron el Juana de Arco de Leiva hace dos semanas. Todo un lujo para Mart que acaba de dar el salto desde el fanzinismo. Bueno, Leiva también. Pero Leiva es mucho Leiva y Sinsentido es mucho Sinsentido.
En este mismo suplemento se da repaso al último disco de la banda virtual de Damon Albarn, Gorillaz, el titulado Demon Days (Parlophone / EMI, 2005). Dice el crítico que los miembros son ‘dibujos animados de estética manga y así dio [su creador] con una gran idea posmoderna’. Algo de influencia nipona hay, pero el trabajo de Jaime Hewlett, autor del diseño de Gorillaz y de toda su estética, es poco japonés y sí muy británico. No olvidemos que de él es Tank Girl, la herencia del espíritu de 2000 AD. Sobre el disco, dice la crítica que faltan canciones, que todo es música hiphopera y tal. Claro ¿no era una idea posmoderna? Pues, toma.
En Yo Dona, ese suplemento tan ‘del siglo XXI’ que se ha sacado El Mundo de la manga y que Pedrojota nos obliga a comprar los sábados (0,20 euros de más) no se habla nunca de tebeos o de humor ni hay tiras de Nani o Maitena, pero en este número último (4-VI-05) entrevistan a Christian Bale mientras posa en plan chico Cosmo. Bale era el niño de El Imperio del Sol que ahora es el hombretón de Batman Begins: ganó 40 kilos en cinco meses para el papel. Dicen que ha firmado por tres películas del enmascarado si funciona esta primera (puede funcionar, el realizador es Christopher ‘Memento’ Nolan) y él está encantado con el papel. Los redactores de Yo Dona nos sorprenden con preguntas como ‘¿Jugabas a ser un superhéroe de pequeño?’. Impresionante.
El suplemento que de veras nos ha sorprendido esta semana ha sido ABCD las artes y las letras. Hasta la fecha y desde su renovación no se habían preocupado en absoluto de nada que tuviera que ver con el cómic o el humor, pero en la entrega de esta semana (núm. 696, 4-VI-05) nos recuerdan dos exposiciones relacionadas: Boxing, de Javier de Juan (en Galería Estiarte, c/ Almagro, 44, Madrid, hasta el 28 de junio) y Tom of Finland (en Espadio Mínimo, Doctor Fourquet, 17, Madrid, hasta el 22 de julio) le dedica cubierta [vemos un fragmento en la imagen de cabecera del presente texto] y ¡las seis primeras páginas! El tema es el Saló del Còmic de Barcelona y el artículo central ‘Salón del cómic, historias de tebeo’. Los periodistas encargados (Pablo Martínez Pita, Félix Romeo, Javier Cortijo, Manuel Muñiz Menéndez) están bien informados y nos sueltan la cantinela de que la industria vislumbra el final de la larga crisis ya por fin de una vez por todas finalmente del todo ojalá que sí que te lo aseguro de veras...
Claro que, el reflote éste es sobre el interés despertado por el manga y los superhéroes. Este año, más superhéroes; ergo, menos crisis. Matemática pura. Los mismos de ABCD señalan que los grandes relegados de este panorama son los autores españoles.
También reproducen declaraciones interesantes de Carles Miralles, editor de Norma Editorial: ‘creo que cada vez los medios están equiparando el cómic a la literatura. (…) Se van rompiendo las barreras entre el cómic y el resto de lo que se llama cultura’. O de Altuna: ‘El lector de superhéroes no suele evolucionar’. Muñiz da un buen repaso a todo lo que se cuece para el festival e indica las interesantes exposiciones que simultáneamente podrán visitarse en Barcelona.
Ah, se me olvidaba. ABCD también indica cuáles son los primeros puestos de la literatura infantil / juvenil, al contrario que otros suplementos culturales. El núm. 1 es para Mortadelo de la Mancha, de Ibáñez. El segundo, para Mi primer Quijote ilustrado por Jvlivs. Witch están en el puesto 9, pero no aclaran si el cómic o los libros o los productos asociados.
En El País hallamos todos los domingos el encarte Domingo y, en él, todos los domingos, la sección ‘Don de gentes’ de Elvira Lindo. En esta ocasión (5-VI-05), hilarante como nunca. Elvira es de las que presume de cultura a todos los niveles y tan pronto te habla del estructuralismo de Henri-Levi Straus como de los matrimonios desestructurados de la gente bonita, ora del famoseo bastardo ora de papas o reyes o de estrategias geopolíticas. Se titula su entrega de hoy ‘Los cuernos de Popeye’ [ver arriba una imagen] y está muy bien hilada, es esta escritora y periodista sin duda la heredera de la mejor corriente humorística literaria española. Aquí repara en que la mujer de Popeye era, y cito: ‘un zorrón y una lianta de tres pares de narices’. Todo ello porque flirteaba con Brutus, Némesis del devoraespinacas y porque Cocoliso, el niño, no era hijo de ninguno de ellos. La Lindo lo dice con sarcasmo pero su especulación socarrona plantea dos reflexiones sobre estas creaciones de papel:
1. El lugar de la mujer tal y como es representada según qué medios, que en su soltería se verá siempre arrinconada contra las cuerdas del menosprecio.
2. El planteamiento torpe de quienes emparentan los estereotipos de los medios con la realidad.
En efecto, los personajes de los tebeos pueden ser madres solteras o novias eternas invisibles, o bien tipos de antebrazos inflados o pene extensible, y no por ello plantear un dilema moral alguno. El medio historieta exige este tipo de deudas con el objeto real representado, debido a los mecanismos internos según los cuales funciona el sistema comunicativo cómic. También es habitual ver en el cine gente que no come lo que tiene en el plato, que deja el coche abierto o que lanza una colilla para incendiar un gran charco de gasolina. Supongo que a nadie se le ha ocurrido pensar que son gilipollas. Sobre todo si los encarnan el Clooney o la Jolie.

Del mismo diario resulta muy interesante la página 46, donde el artículo dedicado a la Feria del Libro de Madrid ‘El arte de vender o no vender libros’ recala en la figura de Francisco Ibáñez. ¿En un artículo sobre la Feria del Libro y sobre la venta de libros? Sí, exacto. Se demuestra: los tebeos son ‘libros’ cuando venden. Si y sólo si.
El texto deja ver claramente que el cómic no es la única industria en crisis en nuestro país, la literatura también está algo adormilada en ventas y, aseguran, sólo el 4% de los españoles que compran libros los leen. A la postre, a los editores lo que les interesa es vender libros porque, si no, no hay libros. Más llamativo es aún comprobar que algunas de las estrategias de los editores para intentar vender más ponen de mal genio a los organizadores de las ferias. El ejemplo de Ediciones B ha salpicado al padre de Mortadelo y Filemón. Leemos:
‘Ibáñez no ha podido disfrutar de la pequeña jaima que le instalaban para él solo. Se lo explicó en una carta Purificación Prieto, la presidente de la Feria de Madrid. “En la presente edición y debido a razones que te son ajenas, no va a ser posible que la Feria facilite este espacio. Ediciones B, tu empresa editora, se empeña en estos días en una campaña con su colección Byblos, que vulnera la vigente Ley del Libro y pone en peligro el funcionamiento del comercio del libro en España, que como sabes se rige por el precio fijo del libro”.
Los responsables de la colección de bolsillo de B decidieron vender, desde el 20 de mayo al 31 de agosto, todos sus libros a cinco euros independientemente del segmento de precio (seis distintos en la colección); por la compra de tres libros de Byblos, se regalaba uno a elegir: una novela de Cornwell, o una de Grisham o ‘un libro inédito de la serie de Mortadela de Francisco Ibáñez’.
No te jiba: los tebeos a remolque de los libros y para una vez que tenemos a Ibáñez entre los considerados grandes best seller, van y lo boicotean. No hay derecho a que el autor tenga que padecer por los manejos de sus editores; Ibáñez no es culpable de esto, sólo es responsable de seguir produciendo los cómics más populares de España.
Pero, oye, da gusto terminar una revisión a la prensa con este reconocimiento a la aportación a la cultura de la historieta española.
Cómo se nota que cuando aflora el maravedí se tienen en consideración a los autores de historieta…

1 comentario:

Clara Pascual dijo...

INCLUYO ESTE COMENTARIO AQUÍ, YA QUE NO LO PUEDO INCLUIR EN LA RESEÑA DE CAPITÁN NADIE.

Muy señores míos:
Me asombra, mejor dicho, me alucina, que el único artículo (si se le puede llamar así, por supuesto) al que no se le puede hacer comentarios, (y anteriormente sí se podía), es al escrito por el Sr. D. Manuel Barrero sobre "Capitán Nadie" de José María Carrasco. ¿Conan le hubiera permitido escribir así, con esa desfachatez y poco sentido del honor, o lo hubiera pasado por el filo de su espada?
A gusto me quedo, porque sé que la opinión de una persona, aunque haya escrito un libro sobre Conan, no es la opinión de todos los lectores. Y me encuentro, entre dichos lectores, Sr. Barrero, y a mí me ha encantado la obra de José María Carrasco, me parece genial, fresca, fácil de leer y muy interesante, entre otros adjetivos que se me ocurren, y todos ellos positivos.
¡Ah! Se me olvidaba. Yo no acusaría a Don Miguel de Cervantes si rodase por ahí algún "Quijote" con una falta de ortografía.
Atentos saludos.
Clara Pascual