viernes, 2 de noviembre de 2018

LA DICTADURA DESESTRUCTURADA



Los comunicólogos bien saben que las dictaduras suelen intervenir sobre la totalidad del campo cultural de una sociedad, ocupando los espacios prioritarios de los ámbitos del arte y la comunicación, como el teatro, la literatura, el cine, la educación en general y los medios de información mayoritarios (la prensa, la radio o la televisión). Por lo común, otros medios considerados más marginales, como la historieta, la música popular o el teatro independiente, por poner tres ejemplos, fueron menos atendidos por los dictadores o sus esbirros, permitiendo así que en ellos se fraguasen críticas hacia el nuevo sistema impuesto.

Esto ocurrió con Ricardo Fuentealba en Chile, a cuya historia contracultural pertenece, autor con obra de fuerte carga expresiva, muy simbólica y sin duda atrevida, que elaboró historietas aparentemente descompuestas para lanzar mensajes sobre cómo el terror militar había desetructurado la vida de los chilenos. Su libro Fuentealba 1973, reeditado y vigente en su mensaje, ha sido reseñado para este número de Tebeosfera por Marco Esperidión:


LOS TRAZOS SALVAJES DE RICARDO FUENTEALBA


Tebeosfera. Dictaduras fuera.